«El flamenco en Adra está dormido»

Ricardo Pintor, Francisco López y José M. López (arriba) con Francisco Antequera, miembros de la junta directiva de la asociación cultural flamenca Adra Fenicia. /María Torres
Ricardo Pintor, Francisco López y José M. López (arriba) con Francisco Antequera, miembros de la junta directiva de la asociación cultural flamenca Adra Fenicia. / María Torres

Nace una nueva peña con el firme propósito de recuperar el esplendor de antaño

MARÍA TORRES ADRA

Aún son muchos los que recuerdan la época dorada del flamenco en Adra. Por la antigua Abdera desfilaron artistas de la talla de Camarón, Chano Lobato, El Lebrijano, Tomatito, Paco Cepero, Fosforito, Pansequito, Rancapino, José Meneses o Capullo de Jerez, entre otros tantos talentos de primer nivel. Han pasado varias décadas desde entonces. Hoy, tras años de decadencia, un grupo de abderitanos se ha propuesto rescatar una cultura que, lejos de agonizar, permanece latente entre quienes la sienten como propia.

Hace apenas un mes que echó a andar Adra Fenicia, una asociación cultural flamenca que nace con el firme propósito de recuperar aquel esplendor. El colectivo avanza en sus primeros pasos de la mano de antiguos socios de la peña flamenca La Torre de Adra, «un referente en la provincia» durante años en el mundo del flamenco. Juntos han dejado de recordar con nostalgia el pasado para ponerse manos a la obra. «Sabemos que es una carrera de fondo, pero hay que pasar a la acción y necesitamos ayuda», asevera su presidente, Ricardo Pintor.

Encontrar una sede

Una guitarra flamenca, una ánfora fenicia y una moneda de la antigua Abdera dibujan el logotipo de la asociación cultural. Tres símbolos que reflejan la razón de ser de esta peña. «Queremos que Adra sea flamenca y que un municipio de 25.000 habitantes con tanta historia, tenga un peña flamenca significativa que ponga en valor la cultura andaluza», expone Pintor como portavoz de sus 30 socios actuales.

Para ello se necesita afición, vocación e ilusión, pero también patrocinadores y apoyo institucional. En este sentido, entre sus principales necesidades, se encuentra contar con una sede física. «De momento el Ayuntamiento no dispone de locales para ofrecernos, pero contamos con el compromiso verbal del alcalde para colaborar», apunta al respecto.

Casi una veintena de empresas abderitanas ha patrocinado los dos recitales organizados hasta la fecha. El primero tuvo lugar en noviembre con la presencia de José Valencia y Juan Requena. El segundo, el pasado mes de febrero, con Rocío Zamora y Francis Hernández. Más de un centenar de personas acudieron al restaurante El Timón -su sede provisional- para presenciar sendas actuaciones. El acceso fue gratuito. Una respuesta que denota, a juicio de la junta directiva, que «Adra quiere flamenco».

Desde su punto de vista, el Festival de Cante Grande Ciudad de Adra -con más de 40 años de trayectoria- es un espejo de la decadencia que sufre actualmente el flamenco en la localidad. «El flamenco en Adra está dormido y es hora de despertar», sentencian con la ilusión de poder conseguirlo.

Un lugar abierto

Adra Fenicia quiere 'despertar' la afición flamenca que siempre se ha palpado en la antigua Abdera y este objetivo va más allá de organizar recitales flamencos. La asociación cultural tiene previsto ofertar clases de guitarra, cante y baile -cuando al fin disponga de un local- así como reuniones, charlas o cualquier otra actividad que sirva para hacer atractiva la peña flamenca. «No queremos que esto sea un cortijo al que acudan sólos unos pocos, ni un sitio al que se venga a beber un vaso de vino, sino un lugar abierto donde poder escuchar flamenco, fomentar esta cultura y promocionar nuestra historia», apuntan desde la junta directiva. Capital resulta también inculcar el flamenco a los más pequeños y motivar a los jóvenes.

Convencidos de que el flamenco es mucho más, los socios de Adra Fenicia consideran que se podría crear un atractivo turístico más en Adra, como en su día lo fue el 'festival de la bulería', conocido y reconocido en el resto de la provincia de Almería. Tras la celebración de dos recitales, la asociación ha puesto fecha al siguiente. Será el 27 de abril en La Alcoholera y el nombre de los artistas está pendiente de confirmar.