La hermandad del Prendimiento toma el relevo en el Martes Santo abderitano

La primera en realizar su estación de penitencia fue la Borriquita, el pasado domingo, seguida del Cristo de la Humildad y la Virgen de la Esperanza

M. TORRES ADRA

La Semana Santa abderitana sigue su curso. Después de dos años de obligado paréntesis, las cofradías y hermandades realizan su estación de penitencia con más fuerza si cabe. Tras la procesión infantil, una novedad este año, y la representación de La Pasión de Cristo, un 'clásico', el domingo por la mañana llegó el turno de la Borriquita. Por la tarde, el Cristo de la Humildad y la Virgen de la Esperanza recorrieron las calles de la ciudad milenaria. Hoy, Martes Santo, toma el relevo Nuestro Padre Jesús Nazareno en su Prendimiento, María Santísima de la Amargura y San Juan Evangelista.

Como es tradicional, la salida en procesión está prevista para las seis de la tarde desde la parroquia de la Inmaculada Concepción. Mañana cogerá el testigo Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de los Dolores con un emotivo encuentro que cada año tiene lugar en la Plaza Puerta del Mar, sobre las siete y media de la tarde aproximadamente. El Jueves Santo, el Cristo de la Expiración -realizado por Alonso de Mena en 1632- será el protagonista. Saldrá a la calle a las siete y media de la tarde. Ya el Viernes Santo, se llevará a cabo la procesión del Santo Entierro, a la misma hora.

La Semana Santa de Adra llegará a su fin el Domingo de Resurrección y es precisamente en esta última procesión cuando se viven uno de los momentos más especiales: el encuentro entre el Cristo Resucitado y la Inmaculada. Será en la Plaza de San Sebastián, alrededor de las doce del mediodía.