Huerta del Médico: un residencial en primera línea de playa en Adra, terminado y sin habitar

Las obras terminaron hace dos años, pero una maraña de trámites administrativos y urbanísticos impide a los propietarios escriturar

MARÍA TORRES ADRA

El residencial Huerta del Médico sigue con las persianas bajadas. Cuando se cumplen dos años del fin de obra, los propietarios de esta promoción de viviendas ubicada en primera línea de playa siguen sin poder acceder a los inmuebles. A pesar de que la promotora solventó las deficiencias iniciales del proyecto, el expediente sancionador iniciado entonces por la administración sigue demorando en el tiempo la entrega de los pisos.

Los afectados confiesan estar «desesperados» y se consideran víctimas de una maraña de trámites administrativos y urbanísticos que ha truncado sus ilusiones. El consistorio abderitano concedió la licencia de obra mayor, según detalla la promotora a IDEAL, en julio de 2018. Sin embargo y pese a la licencia municipal, la Junta de Andalucía ordenó paralizar los trabajos, inició un expediente de legalización y obligó a los promotores a demoler 10 centímetros de la pared sur para ajustarse a la zona de servidumbre de protección de dominio público marítimo terrestre. Solventado este error, en noviembre del año pasado, la antigua delegación de Medio Ambiente -hoy de Desarrollo Sostenible- dio luz verde al proyecto y se retomaron las obras.

Por su parte, el Ayuntamiento inició un expediente sancionador por un supuesto «exceso de altura y de vuelos permitidos». Un expediente «infundado», según la promotora, ya que posteriormente los propios técnicos municipales certificaron que el inmueble se ajustaba a las normas subsidiarias. No obstante, la empresa promotora acató la sanción -por valor de 55.000 euros- con previsión de recurrirla.

Con todo, el residencial logró la licencia de primera ocupación el pasado mes de marzo, casi dos años después de finalizar las obras, pero sobre el inmueble sigue pesando una nota de cargo que impide a los propietarios escriturar sus viviendas en el Registro de la Propiedad. Enviada la documentación correspondiente por parte del Ayuntamiento, después de varios meses de espera, es ahora la promotora la encargada de solicitar la acreditación a Medio Ambiente. Un papeleo farragoso que dilatará unos meses más el proceso de entrega y que ya «aburre» a los propietarios, cansados de esperar la entrega de unas viviendas -valoradas entre 180.000 y 340.000 euros- por las que ya pagaron un anticipo. Algunos dicen sentirse «engañados» por la promotora y otros por el Ayuntamiento, pero todos comparten su «decepción y descontento».

Versiones encontradas

El residencial Huerta del Médico llegó al último Pleno celebrado en el Ayuntamiento de Adra de la mano del grupo municipal Vox. El edil Isidro Ferrio se interesó por el asunto en su turno de ruegos y preguntas. El alcalde, Manuel Cortés, aclaró al respecto que el residencial tiene la licencia de primera ocupación. «Los promotores tiene que subsanar algunos detalles hasta su definitiva puesta de largo», añadió. Al respecto, el secretario del Ayuntamiento matizó: «Hay tres instancias implicadas: Ayuntamiento, Junta (de Andalucía) y Registro (...). No se ha dictado por parte del Ayuntamiento de Adra acuerdo alguno para prohibir el acceso». Asimismo, el funcionario reiteró que la primera ocupación se encuentra tramitada, que se facilitó la documentación necesaria y que hay «plena disposición» para «dar respuesta adicional» a otras instancias implicadas.

Por el contrario, desde la promotora no comparten esta versión. La empresa culpa al Ayuntamiento del «retraso injustificado» en la entrega de las viviendas, de «apurar los plazos» en la entrega de la documentación y de «no agilizar» los trámites necesarios. Asimismo, considera «injusto» el expediente sancionador iniciado en su día por el área de Urbanismo así como su anotación en el Registro de la Propiedad, «cuando ya se había subsanado la autorización de Medio Ambiente». Lo cierto es que de, momento, las persianas siguen bajadas.

Temas

Adra