Implantan el tercer corazón artificial de Andalucía a una paciente de Adra

El equipo sanitario, junto a Chari, en el centro, y el consejero de Salud, tras el alta./IDEAL
El equipo sanitario, junto a Chari, en el centro, y el consejero de Salud, tras el alta. / IDEAL

Chari, de 43 años, recibió una prótesis para sustituir la función del ventrículo izquierdo y, tras dos meses en la UCI del Virgen de las Nieves, ya le han dado el alta los médicos

PILAR GARCÍA-TREVIJANOAlmería

A sus 43 años, Chari, una paciente almeriense del hospital Virgen de las Nieves, estrena corazón y vida nueva. Las seis operaciones fallidas a las que se había sometido con anterioridad no dejaron más remedio al equipo médico que la atendía que implantarle un corazón artificial. Un fracaso cardiaco y pulmonar agudo precipitó el ingreso de la vecina de Adra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). La mujer, plenamente consciente y en el uso de todas sus facultades, se sujetaba a la vida mediante un sistema artificial provisional.

«Cuando se produjo el traslado desde Almería estaba a punto de morir. Activamos el protocolo y mantuvimos al paciente conectado a una máquina de circulación extracorpórea, que realiza las mismas funciones que el corazón y el pulmón fuera del cuerpo», explica José Manuel Garrido, cirujano cardiovascular y principal responsable de la intervención. Días después de su ingreso, que tuvo lugar a finales de diciembre, la paciente recuperó la función pulmonar, pero su corazón seguía sin responder.

Los médicos le implantaron un sistema mecánico provisional con el que pudo recuperar la función de su ventrículo derecho. El equipo médico evaluó todas las opciones y la paciente decidió asumir el riesgo. «Estaba conectada a una máquina y plenamente consciente. No había muchas más alternativas que explorar. Era eso, desconectarla o esperar un corazón», apunta Garrido.

«Estoy muy contenta de poder continuar con mi vida. Me siento cada vez más fuerte»

Retos técnicos

Los profesionales del Virgen de las Nieves implantaron hace un mes el artilugio en una intervención pionera en Andalucía Oriental. Tal hazaña sólo se había realizado dos veces en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla y en pacientes completamente estables. La operación a la que se sometió Chari tenía la dificultad añadida del estado de salud en el que se encontraba. El aparato funciona como el ventrículo izquierdo y bombea la mayor parte de la sangre a todo el cuerpo. «En el momento en el que se hizo fue una intervención muy importante y un gran reto técnico y quirúrgico para todo el personal», destaca Garrido. Los médicos prevén que el corazón artificial acompañe a la mujer durante el resto de su vida, aunque, si fuera necesario, se incluirá a la almeriense como candidata en la lista de transplantes de corazón. La mujer recibió el lunes la visita del consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre. Tras la visita, recibió el alta y deberá someterse a revisión cada dos semanas.

«Estoy muy contenta de poder haber sido una de las primeras que ha tenido acceso a este aparato para poder continuar mi vida», declara la paciente en un vídeo al que ha tenido acceso IDEAL.

«Sin él no estaría aquí ahora. Quiero agradecer a los médicos y al personal del hospital su trabajo. Cada vez estoy más fuerte. No pensaba que me iba a recuperar tan rápido», concluye. La intervención se realizó gracias a los también cirujanos Andrea Ferreiro, Paco Gomera y Pablo Castro. Además de este equipo de cirujanos, participaron los anestesistas Maribel Rodríguez y Cristina Fernández. En la UCI, Chari estuvo atendida por los médicos Manuel Garrido y Violta Chico y por los responsables de perfusión, es decir, del paso de sangre a través del sistema circulatorio, Charo Cuenca y Luisa Serrano.