Borrar
Javier Aureliano García, a corazón abierto ante el Cristo de la Luz

Javier Aureliano García, a corazón abierto ante el Cristo de la Luz

El presidente de la Diputación pronuncia el XX Pregón con un emotivo texto en el que comparte sus recuerdos y sentimientos como devoto y peregrino

María Paredes Moya

Domingo, 3 de septiembre 2023, 22:55

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Dalías se engalana para la celebración de uno de los acontecimientos más esperados y multitudinarios de cuantos se celebran al año en la provincia de Almería, sus fiestas en honor al Cristo de la Luz. La Iglesia del municipio vivió ayer el punto de partida a las celebraciones de 2023 con la promulgación del XX Pregón del Santísimo Cristo de la Luz a cargo del presidente de la Diputación Provincial de Almería, Javier A. García.

La Junta de Gobierno de la Hermandad del Cristo de la Luz designó al presidente provincial como pregonero «por su devoción y como peregrino del Cristo que desde su infancia cada año ha llegado hasta su Santuario y lo ha seguido demostrando y dando fe pública desde su actual cargo como presidente de la Institución Provincial».

El alcalde de Dalías, Francisco Lirola, ha presentado el pregonero destacando sus vínculos con Dalías tanto a nivel personal como desde su responsabilidad pública. Tras repasar su trayectoria política, Lirola ha definido al pregonero como un «profundo enamorado de la provincia de Almería, de la que conoce hasta el último centímetro de su territorio, siempre defiende con orgullo el sentimiento almeriense y todo aquello que diferencia a nuestra provincia como nuestras costumbres, tradiciones, gastronomía, forma de vivir y entender el mundo…, o la autenticidad y hospitalidad».

Y llegó el momento más esperado donde el presidente de la Diputación de Almería tomó la palabra para abrir su corazón a los dalienses e iniciar su pregón con una contundente afirmación: «Cada septiembre Dalías se convierte en la luz del mundo, en el faro que ilumina nuestra fe, nuestra alma y nuestros corazones, en la llama que guía nuestros pasos en el incierto y apasionante camino de la vida dándonos sosiego, paz, amor y esperanza».

De este modo Javier A. García ha compartido sus recuerdos, sentimientos y emociones ligadas a Dalías y al Cristo de la Luz porque, como ha expuesto, «ser devoto del Cristo de la Luz no es un mero sentimiento, es una forma de vida y entender ésta desde lo más profundo de la Fe para que nos empuje a ser mejores cada día, más entregados, más firmes en la adversidad y cautos en la dicha, a ver más allá en cada gesto y a comprobar que detrás de los pasos que damos Dios nos acompaña en la misión vital que nos ha encomendado. La fidelidad a Dios no es a tiempo parcial, el amor a Dios nos debe ocupar nuestra vida entera».

Tras estas palabras el pregonero ha estructurado su intervención destacando los que considera ejes fundamentales en torno al Cristo como la Luz, la pólvora y el camino. «En una provincia bañada por el sol, donde este brilla con más fuerza y durante más tiempo en toda Europa, el Cristo de la Luz es ese faro que ilumina, consuela y alienta», ha manifestado al tiempo que ha elogiado y evocado la figura del daliense San José María Rubio.

Tras glosar sobre los conceptos del camino –«la peregrinación se sustenta en la ilusión por emprender un viaje que se verá recompensado en el encuentro con quien desde la Cruz nos espera para cobijarnos»– y la pólvora –«para que algo se conozca y traspase las fronteras de un pequeño municipio, es necesario hacer mucho ruido»–, Javier A. García finalizó su pregón al exclamar que «hoy tengo la suerte de mirar a los ojos al Cristo de la Luz para abrirme ante Él y todos vosotros para agradecerle lo que nos ha dado y pedirle que este 17 de septiembre su luz vuelva a alumbrarnos desterrando las tinieblas para siempre llenando de Fe y esperanza el corazón de todos los almerienses. Volveré a mirar al Cristo de la Luz directamente a los ojos para admirar su divinidad y rostro amable más cerca que nunca y pedirle que proteja a la tierra que amamos y a todos los almerienses. ¡Viva el Cristo de la Luz! ¡Viva Dalías!».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios