Imgen del recinto ferial de Adra en la primera noche de feria. / M. TORRES

Los niños devuelven la alegría al recinto ferial de Adra

Las atracciones infantiles toman oxígeno en el primer día oficial de feria y la ciudad se ilumina para celebrar su semana grande

MARÍA TORRES ADRA

La música vuelve a sonar en el recinto ferial de Adra. A falta de casetas por la crisis sanitaria, son muchas las atracciones infantiles que permanecen abiertas al público hasta las dos de la madrugada. Desde el pasado lunes, la ciudad milenaria vuelve a lucir sus mejores galas en una feria con matices que ilusiona a todos por igual.

La celebración del Día del Niño, coincidiendo con la primera noche de feria, no defraudó. Aunque con mascarilla, familias enteras acudieron al recinto ferial para volver a disfrutar de los 'cacharricos', de las patatas asadas y de los churros con chocolate. Ayer, además, el recinto ferial se silenció durante tres horas para favorecer la visita de niños con autismo. Lo hará de nuevo mañana, de ocho a diez de la noche, en la llamada 'feria inclusiva'.

La programación orquestada por el Ayuntamiento sigue su curso. Ayer vecinos y visitantes pudieron ser testigos de una nueva edición de la carrera de caballos nocturna, la número 15, y hoy podrán participar en el Día de la Bicicleta, a partir de las diez de la mañana. Además, hoy se celebra el día de la patrona, la Virgen del Mar, y los más pequeños pueden asistir al espectáculo El Circo del Payaso Tallarín.

Mañana el mundo del caballo volverá a reivindicar su lugar con un paseo por la ciudad de la mano de la peña Amigos del Caballo. También sonará Danza Invisible, a partir de las diez de la noche, en el polideportivo San Fernando. Las entradas se pueden adquirir por 10 euros, ocho si se tiene Carnet de Espectador.

La fiestas patronales llegarán a su fin el viernes con la celebración del día del patrón, pero la música seguirá sonando en el ferial hasta el domingo para aliviar en lo posible a un sector, el de los feriantes, obligado a parar en seco por la pandemia.

Temas

Adra