Vecinos de La Curva (Adra) denuncian que les han dado 'el cambiazo' con su Virgen

Vecinos de La Curva (Adra) denuncian que les han dado 'el cambiazo' con su Virgen
  • Desde el pasado mes de julio, cuando se celebraron las fiestas de la Virgen de la Vega en la barriada abderitana de La Curva, los ánimos están más que revueltos entre un grupo de vecinos, que creen que «nos han dado el cambiazo» con la virgen.

Así, denuncian que en el mes de junio «la Virgen de la vega, permanecía en la Iglesia de la Curva, pero el sacerdote decidió restaurar a nuestra Virgen. Al llegar la feria de nuestra localidad, el pueblo se dio cuenta, durante la procesión, de que la Virgen de la Vega había desaparecido y en su lugar había una réplica de la Virgen del Carmen. Era totalmente distinta y su cuerpo era de madera. Mientras que la Virgen de la Vega era una talla de escayola con una serpiente en los pies, que llevaba en la Curva 31 años». Con estas mismas palabras se denuncia además en una página de una red social, porque los vecinos exigían una explicación al cambio que veían en su patrona.

Los cambios, comparando dos fotografías de las imágenes, son más que evidentes: la antigua talla era de escayola, con las manos extendidas y la cabeza ladeada, mientras que la actual es de madera, con un niño en sus brazos y con la cabeza mirando hacia abajo. Los vecinos aseguran que pidieron explicaciones al párroco de la barriada «y nos dijo que esa era nuestra virgen, como si fuésemos tontos. La nuestra era de escayola y se ve claramente que son vírgenes diferentes», manifestaba una vecina, Mari, en Canal Sur. Y es que decenas de vecinos se concentraron el jueves en el entorno de la iglesia para denunciar ante los medios de comunicación «que nos han dado el cambiazo».

Desde hace semanas este diario ha intentado ponerse en contacto con vecinos de la zona, a raíz de una denuncia alertando de ese cambio, pero los vecinos eran reacios a hablar. Sin embargo, en la televisión sí dejaron claro su malestar «porque queremos saber dónde está la virgen antigua. Yo me he tirado toda la vida vistiendo a la virgen, porque la virgen tenía una ropa para estar en la capilla y otra para estar en procesión, y a mí que no me digan que esa virgen que han traído es la nuestra, esa que se quede si quieren, pero la nuestra también, queremos que vuelva nuestra virgen al pueblo», dice Mari.

Con la iglesia

Según ha podido saber este diario, los vecinos, que incluso han consultado a un abogado para ver si se puede denunciar lo que consideran «un cambiazo» se han reunido con el vicario general del Obispado.

Tomás Cano Rodrigo, en declaraciones a IDEAL, asegura que «se les ha explicado varias veces que la talla que hay ahora en la iglesia es la talla real de la Virgen de la Vega, la otra era una Milagrosa vestida que no está para exponerla, con una agujero en la cabeza, con titanlux e incluso las uñas pintadas y una corona que no es la suya». Cano argumenta que el párroco, Antonio Manzano, habló con los feligreses de la parroquia y el consejo pastoral para restaurar la imagen, y explicó cómo según la iconografía religiosa la Virgen de la Vega tenía una serie de características como que tenía un niño, características que según la iglesia no cumplía la otra talla. «Lo que no podemos entender», dice otro vecino «es que se hayan llevado así la otra Virgen y que ya no la vamos a volver a ver. Queremos nuestra Virgen, queremos saber dónde está, que nos lo expliquen», reclaman varios vecinos del barrio de La Curva, que se juntaron hace unos días para denunciar esta situación en los medios de comunicación.

Apoyo al párroco

Desde el Obispado se asegura que el párroco no ha actuado por libre «sino que se explicó a los feligreses, y el párroco tiene el apoyo total del Obispado», dice firmemente. Y en última instancia, la virgen no es propiedad de los vecinos. La talla fue un regalo de las monjas a los Padres paúles que estaban en Puente del Río, según explica el Obispado a este diario, y después la virgen ha estado guardada en un almacén.

Pero los vecinos quieren «que vuelva nuestra Virgen, la nueva no la rechazamos, que se quede también en la parroquia, pero queremos la nuestra porque lleva con nosotros más de 30 años, que nos digan dónde está, porque nos han dicho que estaba restaurándose en un lugar del Poniente, pero no nos quieren decir dónde», algo que tampoco ha querido desvelar el vicario porque «estamos hablando de temas muy delicados, lo que tienen que saber los vecinos es que la Virgen de la Vega es la que está en la parroquia», asevera. Y desmiente, como se ha llegado a decir , que la talla actual sea provisional, «la talla que hay es la Virgen de la Vega», insiste. Este diario ha intentado ponerse en contacto con el párroco pero no ha podido responder, según nos ha dicho, porque está estudiando fuera de Almería.

Un grupo de vecinos, porque según ha podido comprobar este diario hay otros en el barrio que están conformes y apoyan al párroco, han realizado una campaña de recogida de firmas para solicitar que se devuelva la virgen de antes, «y hemos recogido mil firmas, porque mucha gente nos apoya de todo Adra, porque nuestra virgen es un virgen muy querida». Y es que como declaró José Luis, otro vecino, a la televisión andaluza «habría que ver qué harían los rocieros si un día ven que han cambiado a su virgen del Rocío. A nosotros nos dijeron el día de la procesión que esta era nuestra virgen restaurada, y se ve que no es verdad. La iglesia se está haciendo y no tiene imágenes y si han traído una nueva, que se quede, queremos lo mismo a una que a otra, pero queremos saber dónde está la antigua». Los vecinos piden al párroco que vuelva a llevar la talla de antes a la iglesia «y si no la quieren meter en la iglesia que nos la dé a los vecinos, porque le encontraremos un sitio, ya ha estado 31 años metida en un almacén privado, es una pena ahora que se está haciendo su iglesia que no pueda estar en ella».