«Hoy en día una familia no puede vivir de la pesca con lo mal que está»

«Hoy en día una familia no puede vivir de la pesca con lo mal que está»
  • Adela Casas es la vicepresidenta de la Asociación la Alegría Virgen del Carmen de Adra, muy vinculada a la mar por ser nieta, hija y esposa de pescadores conoce muy bien este mundo y fue una de las participantes en el II Congreso de la Red Española de Mujeres en el Sector Pesquero, celebrado los días 24 y 25 de octubre en Málaga y que contó con un éxito de participación, casi 400 asistentes de las cuales más de 200 procedían de Andalucía.

 -¿Cómo fue el congreso?

-Fue muy interesante, de Adra y Roquetas de Mar fuimos 24 personas de la mano del Grupo de Desarrollo Pesquero. Participaron 359 mujeres y pudimos ver proyectos que ha hecho gente de Galicia y otros, porque era para orientar a gente que quiere poner una empresa y sobre todo me gustó porque se valoró mucho a la mujer pescadora.

-¿Entre la gente que fuisteis de Adra crees que puede surgir alguna iniciativa para que se implante aquí?

-Yo creo que aquí va a ser difícil porque aquí el sector pesquero en el puerto de Adra está fatal y además estamos en una situación de crisis que hace todo muy difícil, los bancos no pueden dar prestaciones y si no tienes dinero no se puede llevar nada a cabo.

-¿Cuál es tu vinculación con el mar y la pesca?

-Yo soy biznieta, nieta, hija y esposa de pescadores y tengo hermanos pescadores.

-¿Y cómo va el sector?

-Va mal, tengo un hermano que se ha ido a Eritrea, en Egipto y ha venido muy fracasado, está muy mal. Hace unos años vivíamos la pesca con muchas ganas e ilusión, había muchas embarcaciones y mucho pescado y estaba todo más considerado, ahora está un poco alejado de la mano. Por ejemplo, en el congreso pudimos ver cómo se está ayudando a las mujeres un poco por el problema que hay en el sector, porque se dan subvenciones para hacer empresas y negocios para quien no puede vivir de la pesca. Por ejemplo, podría montar una zapatería, pero lo que me gustaría sería montar una pescadería para dar más vida al sector pesquero.

-¿Y cómo vive una familia pesquera hoy en día con esa problemática del sector?

-Hoy día, en pleno siglo XXI aquí en Adra una familia pescadora no puede vivir de la pesca, no puede subsistir. Hay poco pescado y lo que hay se vende muy barato. En qué cabeza cabe que se tenga que vender una caja de ocho o diez kilos de pescado a dos euros, con eso no se cubren los gastos de gasoil, imagina una seguridad social o sueldos. Hay meses y meses donde no entra no un euro en casa y no hay compensaciones, porque hasta la parada biológica la han quitada, es un sector nada estable y que está muy mal.