Los profesores del IES Abdera de Adra no se quedarán afónicos en sus clases

Los profesores del IES Abdera de Adra no se quedarán afónicos en sus clases
  • La voz es la herramienta principal de trabajo de colectivos como el de profesores y las dolencias de la faringe constituyen una enfermedad docente por excelencia.

Las enfermedades otorrinolaringológicas son la tercera causa de las bajas laborales de los profesionales de la educación.

La voz constituye el instrumento de trabajo y de comunicación imprescindible del profesorado y el uso continuado y su abuso obligado suponen un riesgo laboral importante, ya que por ejemplo es frecuente sufrir de afonía cuando un profesor tiene que elevar la voz por encima de murmullos o griteríos continuos en las aulas.

Aproximadamente un 35% de las bajas de profesores en nuestro país se debe a problemas relacionados con la voz.

Pero en el IES Abdera han preferido prevenir a curar y el departamento de Seguridad y Salud Laboral Docente del instituto ha realizado la compra de varios equipos de amplificación de voz portátiles para su préstamo personal y temporal a aquellos profesores que estén afectados de alguna patología relacionada con la voz, «ya que el profesorado tiene que utilizar la voz de forma ineludible, al ser su voz su herramienta de trabajo», destaca el coordinador de Calidad y Salud Laboral Docente en el centro, Ignacio Mª Navarro.

Según han explicado desde el IES Abdera, «la disfonía de origen ocupacional (considerada como una alteración en la calidad de la voz como consecuencia del uso vocal profesional) no consiste sólo en una lesión orgánica. Su mayor impacto es más psicosocial que físico y afecta a sus actividades laborales cotidianas, a su participación social y a su estado anímico. Los docentes han de adaptar su voz no sólo a sus intenciones pedagógicas, sino también a las exigencias, tanto internas como externas, del aula y exponen su voz a una mayor sobrecarga debido a que, generalmente, la manejan de forma espontánea y sin ningún tipo de entrenamiento técnico».

El proceso natural de presionar el aire a través del tracto vocal es realizado con excesiva tensión muscular, con mala postura y acompañado de una mímica exagerada que con el paso del tiempo conlleva un aumento de la sobrecarga vocal.

Navarro destaca el compromiso del Abdera «con la prevención de riesgos y la salud de sus trabajadores, y demuestra la sensibilización del IES ante el riesgo laboral que afecta al profesorado» y en impulsar medidas para el desarrollo y la integración de una organización preventiva, ya que, el Real Decreto 1299/2006, que recoge el cuadro de enfermedades profesionales en el Sistema de la Seguridad Social, reconoce como enfermedad profesional la aparición de nódulos de las cuerdas vocales a causa de los esfuerzos sostenidos de la voz por motivos profesionales en actividades en las que se precise uso mantenido y continuo de la voz, como en el caso de los profesores.

«Como en el IES Abdera somos conscientes de la importancia que tienen las condiciones de trabajo para la tutela en la seguridad y la salud, nuestra política en materia de Prevención de Riesgos Laborales busca la mejora continua de las condiciones de trabajo, para alcanzar los máximos niveles de seguridad, salud y bienestar de sus trabajadores y estudiantes», recalca el coordinador.

Y gracias al Certificado de calidad (según las especificaciones OHSAS 18001:2007) obtenido el curso pasado, se ha establecido un sistema de gestión «que nos ha aportado múltiples beneficios, como identificar y controlar los riesgos de salud y seguridad asociados a sus actividades, para eliminarlos o minimizarlos, disminuir el potencial de accidentes, implantar pautas y medidas de prevención, y crear un ambiente de trabajo sano, seguro y saludable».

Por ello, uno de los objetivos del centro es alcanzar el máximo nivel de seguridad y salud en el trabajo, cumpliendo la legislación vigente en materia de Prevención de Riesgos Laborales, así como su eficacia, dotando al IES de los medios técnicos y materiales necesarios para desarrollar esta política preventiva, en función de sus recursos, por ello se ha procedido a esta actuación que implica la adquisición de los equipos de amplificación de voz.

Los profesores que los necesiten deben solicitarlos mediante un formulario dirigido al Departamento de Seguridad y Salud Laboral Docente, acompañado de un informe del médico.