La Guardia Civil de Adra recupera dos ejemplares de cernícalos cuando eran trasladados por una empresa de transporte

La Guardia Civil de Adra recupera dos ejemplares de cernícalos cuando eran trasladados por una empresa de transporte
  • La mañana del pasado día 27 de junio, agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Adra (Almería), intervienen dos cernícalos comunes (Falco tinnunculus), procedentes de Alicante.

Durante la actividad habitual que realizan los agentes del SEPRONA de la Guardia Civil, en relación al control y traslado de animales, la mañana del pasado día 27 de junio, en las proximidades de la localidad de Alcolea (Almería), observan como el repartidor de una empresa de transporte, saca de la zona de carga de la furgoneta, una caja de plástico con dos aves rapaces en su interior.

En ese momento, los agentes requieren al repartidor, comprobando la existencia de dos cernícalos comunes, en buenas condiciones, procediendo a comprobar la documentación que acompaña a los animales.

Los agentes del SEPRONA, comprueban la documentación presentada, constatando que las rapaces provienen de Alicante y presentan cada una de ellas una anilla en la pata, pero carecen de inscripción alguna, así como de microchip y de la documentación necesaria que acredite su legal procedencia.

Por tal motivo, los agentes intentan localizar a la persona a quien iban dirigidos los animales, resultando ser un nombre falso, procediendo entonces a localizar al remitente, vecino de Alicante, a quien comunican la infracción administrativa cometida a la Ley 8/2003, de 28 de octubre, de la Flora y Fauna Silvestres de Andalucía.

Los agentes del Servicio de protección de la Naturaleza (SEPRONA), intervienen las dos rapaces, haciendo entrega de las mismas en el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas, dependiente de la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía de Almería.

Los agentes de la Guardia Civil del SEPRONA, mantienen abierta la investigación con el fin de localizar a la persona encargada de recoger los animales en las proximidades de la localidad de Alcolea.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil recuerda e informa que queda prohibido, y por tanto puede suponer una infracción, en algunos casos delito, la posesión, retención, naturalización, venta, transporte para la venta, retención para la venta, y en general, el tráfico, comercio e intercambio de ejemplares vivos o muertos de especies silvestres protegidos, como es el caso de alguna de las aves rapaces, incluyendo la importación, la exportación, la puesta en venta, la oferta con fines de venta o intercambio de este tipo de animales.

Por todo ello recomienda que, aquellas personas que por cualquier circunstancia encuentren algún animal silvestre, lo entreguen en la Consejería de Medio Ambiente o al SEPRONA