Adra da la bienvenida a la carabela Boa Esperança

Adra da la bienvenida a la carabela Boa Esperança
  • Lleva más de veinte años surcando las aguas de medio mundo y, hasta el próximo lunes, permanecerá atracada en el puerto abderitano. Se trata de la carabela Boa Esperança, una réplica de las embarcaciones que 'cruzaron el charco' entre los siglos XV y XVI. Su misión hoy es rendir tributo a aquellos marinos españoles y portugueses que se atrevieron a descubrir otro continente. Boa Esperança llega por primera vez a Adra de la mano de Turismo Algarve, la Fundación Nao Victoria y la Agencia Pública de Puertos de Andalucía. Fue construida en 1990 y, desde entonces, ha navegado por toda Europa y buena parte de Estados Unidos. Esta última travesía comenzó en la localidad portuguesa de Lagos, donde tiene su puerto base, y continuó por Sevilla y Cádiz. Alrededor de 15 tripulantes recorren a bordo el litoral. Un timón de caña sigue marcando su rumbo como antaño y hasta siete personas son necesarias para conducirlo durante los días de fuerte temporal. La bodega, usada antiguamente como zona de carga, es hoy la 'zona de estar' de su tripulación.

La carabela puede visitarse hasta el domingo, de once de la mañana a dos de la tarde y de seis de la tarde a diez de la noche. La visita es libre y el precio para acceder a la embarcación no supera los dos euros. Tras pasar una semana en aguas abderitanas, Boa Esperança se despedirá el lunes de Adra para atracar en su próximo destino: Garrucha.