Adra consigue el ‘sí’ de la Junta para habilitar en La Rana su primera playa para perros

Adra consigue el ‘sí’ de la Junta para habilitar en La Rana su primera playa para perros
  • La Junta de Andalucía ha autorizado al Ayuntamiento de Adra para habilitar la primera playa para perros de la localidad. Será en un tramo de costa de 350 metros de longitud conocido como La Rana. El gobierno andaluz ha matizado a este periódico que se trata de una playa no urbana y «no catalogada como zona de baño» para justificar su visto bueno. Una zona poco transitada que cumple con los requisitos establecidos para permitir la entrada de canes durante todo el año. Ubicada a medio kilómetro de distancia de la playa de La Caracola, La Rana «está fuera de los puntos de muestreo controlados por Salud Pública». Así lo ha adelantado a IDEAL la delegación de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Almería. «Las competencias para el cierre de esa playa para los bañistas, su mantenimiento en óptimas condiciones y su habilitación para uso y disfrute de perros, corresponden al propio Ayuntamiento», explican las mismas fuentes. «Es, por tanto, el Consistorio abderitano, como administración local, de quien depende la decisión en este caso», añaden. No obstante, en la respuesta remitida al Ayuntamiento, se le recuerda también que durante la temporada de baño queda prohibido el acceso de animales domésticos a las aguas y zonas de baño «con la excepción del que resulte preciso para el desarrollo de actividades autorizadas por la autoridad sanitaria competente». Este matiz se limita a las playas urbanas del término municipal y no afecta a la playa La Rana por no estar considerada zona para el baño de personas.

Proyecto municipal Ha pasado poco más de un mes desde que el Ayuntamiento pidiese autorización a la Junta para cumplir uno de los compromisos adquiridos con las asociaciones protectoras de animales que trabajan en Adra: una playa para perros. El proyecto presentado por el equipo de gobierno de Manuel Cortés, alcalde de la localidad, contempla el vallado del tramo de costa habilitado para mascotas, su correcta señalización y la instalación de papeleras. Los propietarios de los animales están obligados a velar por la limpieza de la zona y a llevar bolsas de plástico para recoger los excrementos. Además, está expresamente prohibido asear o alimentar a los perros en esta playa. Por lo demás, La Rana se convertirá en una zona de esparcimiento y disfrute para las mascotas y para sus dueños. Adra gana, por otro lado, un atractivo turístico. Actualmente sólo una playa de Almería, ubicada en Mojácar, permite el acceso de perros de forma estacional. Málaga es la provincia andaluza con más playas de estas características, un reclamo para vecinos y turistas.

Almería no cumple con los requisitos La Junta de Andalucía se ha vuelto más selectiva y restrictiva en la autorización de playas para perros. Esta misma semana el Ayuntamiento de Almería anunciaba la negativa del gobierno andaluz para habilitar una playa para canes al finalizar Costacabana. También lo ha hecho en otras localidades de la costa de Málaga. Sin embargo, ha aceptado la solicitud de Adra por tratarse de una zona no apta para el baño.

Única en la provincia La localidad abderitana pasará a engrosar el selecto listado de playas habilitadas para perros. En el litoral español no llegan a 60; ocho de ellas están en Andalucía. Viajar con mascotas es una tendencia en alza y cada vez son más los turistas que se han adherido a una moda que lleva por nombre 'pet-friendly'.

A diferencia de otras comunidades autónomas, y pese a su extenso litoral, Andalucía no destaca por este tipo de playas. La provincia de Málaga ocupa el primer puesto con cinco tramos de costa disponibles también para canes. La costa granadina aporta una más, en Motril, y la de Almería en Castillo de Macenas, Mojácar. En Huelva y Cádiz brillan por su ausencia, según el portal de viajes Homeaway. En cualquier caso, excepto en la playa malagueña de La Araña, la Junta de Andalucía ha prohibido el acceso de animales domésticos durante toda la temporada de baño, entre el 1 de junio y el 30 de septiembre.

La de La Rana, en Adra, será por tanto la segunda playa de la provincia de Almería que permita acceder a perros y la primera que mantendrá esta autorización durante todo el año . El alcalde de Adra, Manuel Cortés, ha expresado su satisfacción por el 'sí' definitivo que da luz verde a este proyecto, el resultado de un trabajo realizado desde el Ayuntamiento de Adra que supone un atractivo adicional en la tradicional oferta de sol y playa. «Es un elemento diferenciador respecto a otras ciudades de la costa andaluza y un nuevo atractivo turístico que da posibilidades a que venga a conocer nuestra municipio un sector de población que viaja con sus mascotas», ha declarado.