PP y Vox protagonizan en Adra su primera bronca en sesión plenaria

Isidro Ferrio y Juan José Ibáñez, a la izquierda, son los dos representantes de Vox en el Consistorio./M. T.
Isidro Ferrio y Juan José Ibáñez, a la izquierda, son los dos representantes de Vox en el Consistorio. / M. T.

Isidro Ferrio insiste en que el estudio detalle de Cuatro Higueras, aprobado en pleno, es «ilegal» y denuncia un posible caso de «tráfico de influencias»

MARÍA TORRESAdra

El salón de plenos del Ayuntamiento de Adra ha sido testigo del primer enfrentamiento dialéctico entre Partido Popular y Vox. El estudio detalle para la implantación de una «conservera» en la barriada de Cuatro Higueras es, a juicio de la formación de Santiago Abascal, «ilegal». Así lo ratificó de nuevo en pleno uno de sus dos representantes municipales, Isidro Ferrio, que además denunció que podría tratarse de un posible caso de «tráfico de influencias».

El punto regresó al orden del día por el recurso de reposición presentado por Vox, partido con representación municipal desde el pasado mes de junio. Ferrio, que volvió a exponer que se ha dado luz verde a un edificio que incumple la altura permitida por las normas subsidiarias hasta duplicarla, habló de un posible «intercambio de favores» o «trato de favor» entre el Ayuntamiento de Adra y la Junta de Andalucía para poder sacar adelante el expediente y «cambiar el uso del suelo» de residencial a industrial. «Los promotores se la han colado, señor alcalde», dijo durante su extensa y detallada intervención en la sesión plenaria del pasado 21 de agosto.

Además, Ferrio aludió directamente al secretario municipal: «Ha usado torticeramente el expediente, siendo el máximo responsable de velar por la legalidad en este ayuntamiento». Disconformes con un estudio detalle que consideran «ilegal, injusto e injustificado» y que ha sido aprobado gracias a la mayoría absoluta que suman PP y Cs, desde Vox advierten a los populares que «se arriesgan a un posible delito de prevaricación urbanística» por «silenciar» una infracción y «a penas de más de un año de cárcel».

«Tenga cuidado con lo que dice», interrumpió el alcalde, Manuel Cortés. A pesar de las advertencias, el concejal de Vox continuó con su argumentación. «Vox no tiene nada en contra de La Unión (empresa promotora del proyecto), Vox está en contra de las ilegalidades», matizó. Con todo, y para concluir, el concejal pidió «dejar el punto sobre la mesa» y solicitó al secretario un informe sobre la legalidad del estudio detalle.

Respuesta

«El que le ha hecho ese escrito que ha leído se la ha colado a usted», respondió el regidor abderitano durante su turno de palabra. «No le voy a permitir que acuse al alcalde, a los concejales, al secretario y a los técnicos de la Junta de Andalucía de delitos muy graves», advirtió de nuevo. Molesto por las acusaciones recibidas, Cortés no ocultó su enfado y, «por el afecto que le tengo», invitó a Ferrio a retractarse.

Asimismo, aclaró que se trata de un proyecto muy importante para Adra y que generará 200 puestos de trabajo. Un proyecto «único» que cuenta con los informes favorables de todos los órganos competentes. «Por su tozudez, hemos pedido informes de más y todos son correctos», apuntó.

«¿Por qué esa inquina política y personal por algo que va en contra del interés general?», le preguntó el alcalde al grupo municipal de Vox antes de cederle por última vez la palabra para retirar lo dicho. La respuesta de Ferrio, sin embargo, fue la siguiente: «Me mantengo en todo lo dicho».

El recurso de reposición presentado por Vox para frenar el proyecto no prosperó. El PSOE, principal grupo de la oposición, se abstuvo.