Adecuar Castala y construir un puente en Alcaudique, inversiones para Berja en 2023

El Ayuntamiento aprueba por mayoría el presupuesto municipal, que reduce la deuda, congela impuestos y tasas y aumenta la inversión

MARÍA TORRES BERJA

A más de 14.518.000 euros asciende el presupuesto municipal de Berja en 2023. Unos números, aprobados con la abstención de la oposición en la última sesión plenaria, que parten «sin déficit inicial y superávit» y con previsión de colocar la deuda por debajo de los dos millones de euros. Además, crecen las inversiones con una partida de 2.722.000 euros. Adecuar el parque periurbano de Castala y construir un puente en Alcaudique destacan entre los proyectos más importantes.

En el primero se invertirán 320.000 euros. La intención del Ayuntamiento, tras lograr la cesión por parte de la Junta de Andalucía por un periodo de 50 años, es mejorar notablemente el espacio y añadir nuevas actividades de turismo activo. En el segundo, 200.000 euros. Esta intervención se materializará sobre una carretera autonómica, que también ha sido cedida al Consistorio. Servirá para poner fin a los habituales problemas de acceso a Alcaudique que sufren los vecinos en los días de lluvias torrenciales. Importante será también en este año que ha comenzado la ampliación del Pabellón de Deportes, la dotación de nuevo mobiliario y la construcción de un ascensor en las instalaciones.

Subvenciones a asociaciones

En otro orden de asuntos, los presupuestos municipales reservan más de 600.000 euros para ayudar al tejido asociativo: hermandades, cofradías, clubes deportivo y deportistas de alto nivel, entre otros. La Escuela Municipal de Música y de Teatro y las asociaciones de animales se encuentran incluidas en este apartado. Para completar el mobiliario del Molino del Perrillo y del Museo de la Semana Santa se ha reservado 300.000 euros. Se habilitará un ascensor en la Casa de la Cultura, por otra parte, y se ampliarán los puestos de la Plaza de Abastos para hacerlos más atractivos.

Un año más, el equipo de gobierno que preside José Carlos Lupión -alcalde de Berja- seguirá apostando por el arreglo de calles y de caminos rurales en el capítulo de inversiones, por la promoción del comercio tradicional y por la adquisición de solares para ponerlos al servicio de la ciudadanía, como ocurrió en Huerta Escobosa. Además, se tiene previsto finalizar la Ruta Saludable hasta San Roque y avanzar en el Sendero del Plomo. En lo que respecta a los Planes Provinciales, que cuentan con el apoyo económico de la Diputación de Almería, se acometerá la reforma integral del Parque de la Alpujarra.

En su exposición, el concejal de Hacienda, Jesús Ruiz, subrayó la importancia de seguir amortizando la «deuda heredada» por anteriores gobiernos socialistas y que cifró en 14 millones de euros. Asimismo, puso el acento en la congelación de tasas e impuestos para ayudar a los más vulnerables. «Berja goza de baja presión fiscal», aseguró el edil, que aplaudió el trabajo realizado.

La abstención del PSOE

Los presupuestos municipales de 2023 salieron adelante con la abstención del Grupo Municipal Socialista. Su portavoz, Isabel Arévalo, considera «excesivo» el gasto que generan las retribuciones del gobierno municipal e «insuficiente» el que se destina al arreglo de calles. Una vez más, echó en falta inversiones como el edificio de la Policía Local y el futuro centro de atención a personas con discapacidad.

Según Arévalo, el alcalde cobra más de 4.000 euros y sus concejales entre 3.000 y 2.000 euros, en función de si tienen dedicación exclusiva o no. La asistencia a plenos, juntas de gobierno y comisiones puede llegar a supera los 1.000 euros, según afirmó. Por otra parte, la socialista estableció una comparativa entre los 30.000 euros que se destinan al mantenimiento de colegios y los 20.000 que se gastan en publicidad. Además, puso en tela de juicio «algunas cuestiones importantes de personal que no nos convencen». «Su gestión no es tan impecable como nos quieren hacer ver», reprochó al alcalde, José Carlos Lupión.

El regidor virgitano esperó a su turno de palabra para desmentir categóricamente los sueldos atribuidos y defender lo que establece la ley al respecto: «Yo no cobro 4.000 ni mis compañeros 2.000». También defendió el esfuerzo que se viene realizando en el progresivo arreglo de calles y recordó que el centro de atención a la discapacidad es un servicio «irrenunciable» sobre el que seguirá trabajando hasta concretar los terrenos para construirlo. En cuanto a la Policía Local, matizó que «el solar está».

Intervino también en el debate plenario Víctor Moreno, portavoz del gobierno municipal, para poner en valor la importancia de aumentar la inversión y reducir la deuda municipal y para reprochar al Grupo Socialista «los nervios» de las próximas elecciones. «No estamos pendientes de una elecciones sino del día a día de nuestro municipio», respondió Arévalo al respecto.