Archivada de forma definitiva la denuncia por prevaricación contra el alcalde de Berja

Archivada de forma definitiva la denuncia por prevaricación contra el alcalde de Berja

Fue presentada en 2015 por Antonio Álamo, entoces concejal de UPyD, hoy edil no adscrito y miembro de la candidatura de Cs en Berja

M. T.BERJA

La Audiencia Provincial de Almería ha archivado definitivamente la denuncia presentada contra el alcalde de Berja, Antonio Torres, por un presunto delito de prevaricación en el polígono de La Tomillera. El caso ya fue archivado el por Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Berja en noviembre de 2018, pero fue recurrido por el denunciante, Antonio Álamo, entonces concejal de UPyD y actualmente concejal no adscrito. El Consistorio, que ha informado que ya no cabe recurso alguno, ha aplaudido la decisión judicial y ha defendido la honorabilidad de su máximo representante institucional.

«El recurso de reforma fue desestimado por auto de 24 de enero de este año, admitiéndose entonces el recurso de apelación. Ante él, el ministerio fiscal solicitó la confirmación de la sentencia recaída, mientras la Audiencia procedió a su estudio, dando lugar al auto 224/19, en el que se ha ordenado su archivo al no proceder contra ella recurso alguno», han comunicado fuentes oficiales.

En el auto, el tribunal asevera que «no se debió admitir la personación del denunciante como Acusación Particular, ni su participación como tal en la práctica de diligencias de investigación». «El delito de prevaricación [...] requiere un comportamiento doloso; un comportamiento consciente de actuar -de manera activa o pasiva- de forma injusta, contraria a las normas legales; y este 'posible' comportamiento por parte del Alcalde denunciado, no se aprecia en toda la extensa documentación remitida», han justificado los magistrados.

Se pone fin a un asunto que se trasladó a los tribunales hace ahora en 2015 con la empresa Verfruber como protagonista. Álamo acusó entonces al regidor virgitano de haber autorizado la instalación de una empresa en unos terrenos que no cumplían con el desarrollo urbanístico del sector y pidió el cese de la actividad. Alrededor de 300 personas trabajan directa o indirectamente para esta empresa en la actualidad. «Cerrar la puerta a la creación de puestos de trabajo en nuestro municipio habría sido una barbaridad. Siempre he defendido por encima de todo los intereses de los virgitanos, respetando la legalidad», ha aclarado el primer edil.

Tras más de una década de trámites, en septiembre de 2017 se aprobó una modificación de las Normas Subsidiarias de Berja que propiciaron la ampliación del polígono de la Tomillera en más del doble de su superficie original. Además, permite la instalación de nuevos negocios, prohíbe el uso residencial y aprueba la ampliación de las empresas ya instaladas.

Responsabilidades

«La postura de Álamo ha sido de una irresponsabilidad sin límites, al anteponer sus venganzas personales al sustento de cientos de virgitanos», ha lamentado Torres. Desde el PP de Berja, se exige responsabilidades al exconcejal de UPyD, hoy número 4 en la candidatura de Ciudadanos: «Si le queda algo de dignidad se aparte definitivamente de la vida política, porque le viene muy grande esta tarea». Consultado por este periódico, Álamo ha optado por no hacer declaraciones al respecto. Tampoco lo ha hecho el partido con el que concurre a los comicios del domingo. Por último, los populares han afeado al PSOE por su «tibieza» en este asunto. «Ponerse de perfil en asuntos de tanta trascendencia es dejarlos abandonados, es no querer entender que lo que está en juego es el pan de muchas familias», han sentenciado.