Berja aprueba los presupuestos de 2019 con superávit y más de un millón para invertir

Berja aprueba los presupuestos de 2019 con superávit y más de un millón para invertir

Las cuentas municipales rozan los trece millones de euros y han salido adelante con el voto en contra de la oposición

M. TORRES BERJA

El Ayuntamiento de Berja ha aprobado los presupuestos municipales de 2019. Las cuentas públicas rozan los 13 millones de euros y reservan una partida de 1.300.000 euros al capítulo de inversiones. El documento, que ha sido defendido en sesión plenaria por el equipo de gobierno del Partido Popular, se ha presentado «sin déficit inicial y con superávit». El PSOE y el único edil no adscrito han votado en contra.

A lo largo de este año, según se avanza en esta hoja de ruta, el Consistorio destinará fondos a sustituir el asfaltado de las vías urbanas, a adquirir edificios para mejorar los servicios municipales, a modernizar las cubiertas del campo de fútbol y las pistas de pádel y a enriquecer sus espacios museísticos, como el del Molino del Perrillo, el de la Semana Santa y el de la uva. El presupuesto de 2019 también contempla nuevas instalaciones de alumbrado y la adquisición de instrumentos musicales, maquinaria deportiva, mobiliario para la nueva biblioteca y muebles antiguos para el Molino del Perrillo. La construcción de nichos, la mejora de las piscinas públicas y de los centros sociales en Benejí y Peñarrodada o el proyecto de custodia de senderos de la Sierra de Gádor completan el capítulo.

En el mismo documento, se incluye el apoyo al tejido asociativo de Berja. Como novedad, se añade al listado el respaldo al Festival de Cine de Berja y al trabajo que realizan en el municipio las protectoras de animales. Además, se refuerzan las partidas presupuestarias del Centro Virgitano de Estudios Históricos, la Escuela de Música y la Escuela de Teatro.

En materia agrícola, las inversiones se centran en el arreglo de los caminos rurales. A lo largo de las últimas legislaturas, se ha pavimentado el ochenta por ciento de los caminos que existen. «Con el plan aprobado para este año quedarán pavimentados la práctica totalidad», se ha apostillado en este sentido. Asimismo, se prestará también atención a la actuación inmediata ante posibles temporales.

En el apartado de ingresos, los impuestos municipales siguen congelados, un compromiso del gobierno de Antonio Torres, alcalde de Berja. En este sentido hay que subrayar que, a lo largo de la legislatura, se han bajado algunas tasas como la que regula los vados, que se redujo en un 56 por ciento. Además de velar por no aumentar la presión fiscal del contribuyente, el Ayuntamiento ha tenido en cuenta a sus proveedores. Durante el pasado ejercicio, el pago a proveedores se ha cifrado en 14 días de media, «muy inferior al que permite la ley». Por último, se sigue avanzando en la amortización de la deuda municipal. Las previsiones apuntan a que en 2019 se podrá amortizar más de un millón de euros.

Conclusiones

Con todo, Berja atraviesa una situación económica «envidiable», según ha apuntado Jesús Ruiz, concejal de Hacienda. «Los presupuestos se caracterizan por presentarse sin déficit inicial, con más aumento de capacidad de financiación, con ahorro neto presupuestario y con superávit; apostando por mantener y consolidar el saneamiento de las cuentas municipales, congelar la presión fiscal de los vecinos y continuar creciendo en prestación de servicios a los ciudadanos, así como en inversión municipal», ha dicho.

El secreto es «no gastar ni u euro más de lo ingresado». «Esta buena administración permite destinar más recursos a las políticas reales y mermar considerablemente el pago de intereses de préstamo, que este año se reducirá en 10.000 euros con respecto al anterior», ha añadido el edil.