Berja celebra el Festival de Poesía Visual

La tercera edición será entre el 21 y el 22 de marzo

M. TORRESBERJA

La tercera edición del Festival fe Poesía Visual de Berja se llevará a cabo entre el 21 y el 22 de marzo, a caballo entre el municipio virgitano y la Universidad de Almería. La celebración, que coincide con e Día Mundial de la Poesía, llena las calles de propuestas culturales. También la biblioteca municipal, epicentro de una actividad que se centra en las prácticas poéticas y visuales más vanguardistas y experimentales del país.

Este año abre el festival Ismael Diadié Haidara, un historiador, filósofo y experto en cooperación de Mali, responsable de la conservación el Fondo Kati, «el legado documental andalusí más importante fuera de España». Diadié, que se exilió en España tras la rebelión tuareg de 2012, es el último descendiente de Alí ben Ziryab al Kuti, ciudadano de Toledo expulsado de la ciudad en 1468 e instalado en Tombuctú. Es autor de varios libros y conferenciante. Su biblioteca la integran más 3.000 manuscritos que su familia llevó consigo a Tombuctú. La mayoría, más de 2.500, son de variada temática árabe medieval. También hay 300 manuscritos de autores andaluces, 100 de renegados cristianos y 60 de comerciantes judíos. «Con un pregón dedicado a la sabiduría de la risa, Ismael portará el collar de los 'oroduga'. Una sociedad regida por la risa, constituida desde el año 1225 a través del artículo 7 de la Carta de Malí, llamada Kurukanfuga, reconocida por la Unesco en 2009 como patrimonio inmaterial de la Humanidad», han matizado desde la organización. «Los Koroduga ríen y hacen reír. Donde haya tristeza, traen la alegría, donde haya conflictos, traen la reconciliación, donde la ofensa, llevan el perdón. No son amantes de la muerte, aman la vida. Solo el Koroduga, en las asambleas puede reírse de los gobernantes y de los gobernados, más, el día pasado sin reírse de sí mismo y del mundo es para él un día perdido. Todos los miembros de esta sociedad de la risa llevan el collar», han añadido.

Anteriores pregoneros y personas ligadas a este círculo literario han aplaudido la elección. En palabras de Juan José Ceba -que presentará al protagonista el 21 de marzo, a las doce del mediodía, en la Plaza de San Pedro-, Ismael hace cercana la cultura universal. «Su poesía es sustancia de la soledad y el silencio, despojamiento, para alumbrar en la esencia del espíritu. Se ha acercado al sufismo y a la mística castellana, con enorme respeto y humildad, para nutrir su alma y embriagarse 'en la interior bodega'. Y para darnos de beber en su día soleado. Es sanadora la bella palabra de sus relatos, entrada en la rueda coral de las tradiciones y los sones antiguos y actuales de África», ha dicho.

Un legado único

Ismael protege el Fondo Kati, formado por miles de libros manuscritos, guardados y atesorados por su familia a lo largo de los siglos en Tombuctou. Un legado único en el mundo, integrado por obras manuscritas de los moriscos, judíos y cristianos. «Tiene pasión e interés desusado por las nuevas artes que afloran en Europa. Sabe de la experimentación del teatro, de las tentativas de la nueva pintura o la nueva poesía. Es un sabio que viste humildemente con la estameña de los místicos. Conoce los caminos de una civilización de lo distinto, en un diálogo y abrazo que es reconocimiento. Está entre nosotros, tan cercano y callado, mar volcado hacia adentro. Sabe la dimensión que tienen la risa y la sonrisa, y el valor que posee en algunas tradiciones africanas. Es un maestro, que enseña, guía y muestra de una manera natural», han sentenciado para presentarlo desde el festival.

Temas

Berja