Fiscalía investiga al alcalde de Berja y a su equipo de gobierno por prevaricación

Fiscalía investiga al alcalde de Berja y a su equipo de gobierno por prevaricación

«Tenemos la conciencia tranquila, todo se hace de acuerdo a la legalidad», ha asegurado el portavoz municipal

M. TORRESBERJA

El alcalde de Berja, Antonio Torres, y su equipo de gobierno están en el punto de mira del Ministerio Público. Fiscalía ha formulado denuncia en el Juzgado de Instrucción de Berja contra los nueve concejales del Partido Popular que dirigen las riendas del Consistorio al apreciar indicios de un presunto delito continuado de prevaricación en la contratación de servicios y suministros en 2017. Se les acusa de aprobar en pleno facturas a proveedores, ajenas a la Ley de Contratos del sector público y con informe desfavorable del interventor municipal.

Para el PSOE, que puso los hechos en conocimiento de la Fiscalía en septiembre de 2018, se trata de una forma de actuar «grosera y evidente». Los hechos se remontan a marzo de 2018, cuando en sesión plenaria se aprobó -gracias a la mayoría absoluta del Partido Popular- un reconocimiento extrajudicial de crédito para abonar varias facturas a proveedores. En su escrito, los socialistas citan varios ejemplos irregulres. En uno de ellos, el interventor alega hacer un reparo al tratarse de un contrato de más de 18.000 euros -cantidad que obliga a llevar a cabo un expediente de contratación y adjudicación-, vinculado además al alumbrado de feria, servicio que el Ayuntamiento ya tiene contratado con otra empresa.

Informe desfavorable

No es el único caso que denuncia el principal grupo de la posición ante la Fiscalía. También pone el foco de atención en otros pagos que corresponden a ejercicios anteriores, pero todos comparten que son gastos a proveedores que se contratan sin el procedimiento administrativo que les corresponde y superando las cantidades previstas para los contratos menores, lo que requiere una concurrencia pública. «Es el propio interventor del Ayuntamiento, el que advierte en sus informes, la ilegalidad que supone aprobar determinadas facturas, habiendo sido obviados tales reparos, por parte del alcalde y de los concejales que proceden a aprobar el pago de las facturas», subrayan los socialistas.

«Todas estas prestaciones de servicios y suministros con las citadas mercantiles, así como sus correspondientes aprobaciones de gastos y pagos, nunca debieron haber tenido lugar, puesto que contravienen de manera grosera y palmaria la normativa administrativa, se ha realizado de forma totalmente arbitraria y sin respetar los más elementales principios de igualdad, transparencia, publicidad y formalidades legales que la gestión de los fondos públicos exige, prescindiéndose totalmente del procedimiento regulado en la normativa de los contratos del sector público», añaden en su denuncia, que acompañan del informe del interventor, con fecha de febrero de 2018, y de la certificación de la secretaria en sesión plenaria, de marzo del mismo año.

A juicio del PSOE, lo sucedido en el Ayuntamiento de Berja «desborda la legalidad de un modo evidente, flagrante y clamoroso». Unos hechos motivados, desde su punto de vista, por una «motivación personal o favorecimiento a terceros». El alcalde, Antonio Torres, ha sido parco en palabras. En sus declaraciones a IDEAL, ha garantizado que no existe delito alguno. «Se va a revisar todo lo denunciado, pero estamos seguros de no haber cometido ningún delito, así que todo se aclarará inmediatamente», ha dicho.

Respuesta

«Tenemos la conciencia tranquila porque todo se hace conforme a la legalidad». Así ha contestado José Carlos Lupión, portavoz del equipo de gobierno de Antonio Torres, a la denuncia presentada por la Fiscalía por un presunto delito de prevaricación. Dice Lupión que, aunque no se tiene constancia de tal denuncia, no existe ninguna irregularidad. Del informe desfavorable del interventor, apunta a que se trata de una mera «disparidad» en el criterio del procedimiento.

En este contexto, el edil populares ha argumentado que los reparos son relativamente frecuentes en la administración local y que, en algunas ocasiones, suponen un «frenazo» en la búsqueda de una gestión municipal ágil y eficiente. El caso del polígono La Tomillera es un ejemplo. «Finalmente la justicia nos dio la razón, y hoy, felizmente, Berja cuenta con una empresa que ha creado muchos puestos de trabajo», ha citado. «Ahora van al juzgado con unas facturas sobre la iluminación extraordinaria de los barrios de Berja en Navidad… Se ve que no comparten con nosotros el que en Berja no haya ciudadanos de segunda, según se viva o no en el centro del pueblo. También su apoyo al comercio queda muy claro, denunciando el pago de unos boletos para la campaña de Navidad de ACEHBER», ha aclarado. «Están las facturas, están las empresas que han cobrado y están los suministros. No se puede ser más claro y transparente», ha dicho.

Convencido de que no existen irregularidades que denunciar, Lupión no muestra preocupación alguna: «Que la fiscalía, el juez o quien quiera nos llame a declarar para aclarar cualquier duda». «En todas las denuncias presentadas en estos años contra el alcalde, ha salido victorioso y exonerado de la acusación», ha añadido.

Críticas contra Arévalo

Lupión tilda de «lamentable» la labor de Isabel Arévalo al frente de la oposición. «Intenta ganar en los juzgados lo que no es capaz de ganar en las urnas, por su ausencia total de proyectos e ideas para nuestro pueblo», ha apostillado. En esta misma línea se ha manifestado el alcalde de Berja, Antonio Torres. Desde su punto de vista, que la denuncia de unas facturas de 2017 salga a la luz a tres meses de las elecciones no es casual. «Arévalo, ante los malos augurios que se esperan para el PSOE de Berja en las próximas elecciones municipales, vuelve a hacer lo que intentó en las municipales de 2011 con su denuncia por el espigón de Balanegra, buscando mi inhabilitación. Ni entonces lo consiguió, ni lo conseguirá ahora, pero lo más indignante es que no sean capaces de hacer una campaña basada en iniciativas y mejoras para el pueblo, sino en la calumnia, la denuncia falsa, y el juego sucio», ha criticado. «Arévalo se ha quitado la máscara y su juicio será en las urnas», han advertido desde gobierno de Torres. Los populares han garantizado que la justicia les dará la razón.