Audiencia Provincial de Almería. / R. I.

La Justicia archiva el delito de prevaricación que pesaba sobre el exalcalde de Berja

La Audiencia Provincial ratifica la decisión judicial y desestima el recurso presentado por el PSOE a través de una sentencia firme

MARÍA TORRES BERJA

La Audiencia Provincial de Almería ha desestimado el recurso presentado por el Partido Socialista contra el sobreseimiento y archivo del delito de prevaricación que pesaba sobre el anterior alcalde de Berja, Antonio Torres, y su equipo de gobierno. El juez confirma la sentencia del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción en la que considera que no existen indicios suficientes que acrediten un acto delictivo. El fallo es firme y definitivo.

«La desestimación del recurso es inevitable», apuntan desde la Audiencia Provincial de Almería, que corrobora la sentencia emitida el 28 de mayo de 2020 y que exculpó tanto a Torres como a su equipo de gobierno de haber cometido delito alguno. Los hechos denunciados por el Ministerio Público, a petición de los socialistas, se remontan a marzo de 2018, cuando el pleno aprobó el pago extrajudicial de unas facturas con un informe negativo de Intervención. Este trámite administrativo, según trasladó el PSOE, pudo haber sido contrario a la Ley de Contratos del sector público con objeto de beneficiar a la familia del actual concejal de Hacienda, Jesús Ruiz.

Sin embargo, según aclaró el juzgado en primera instancia, «no hay indicios suficientes de que los investigados hayan cometido delito alguno». Entre los ediles investigados, estaba también el actual alcalde de Berja, José Carlos Lupión y primer teniente de alcalde de Torres cuando se produjeron los hechos. La aprobación en pleno de estas facturas carece de relevancia penal y el informe al que se alude era «preceptivo, pero no vinculante», según el fallo dictado el pasado 28 de abril por la Audiencia de Almería.

Valoraciones

La Justicia, por tanto, tumba todo atisbo de duda sobre la gestión municipal de entonces. A juicio de Lupión, todo obedeció a una «estrategia política» para «desprestigar» la gestión de su antecesor y «manchar» su imagen. En declaraciones a IDEAL, tildó ayer de «injusticia» lo sucedido: «Sabíamos que no tenía fundamento, teníamos la conciencia tranquila puesto que nuestra gestión era y es impoluta, pero no es plato de buen gusto verte acusado por la vía penal».

El regidor expresó ayer su «satisfacción» por el fallo de la Audiencia Provincial de Almería, pero lamentó que se use la Justicia como «arma política» . Lejos de pedir dimisiones, exigió responsabilidades al Partido Socialista: «Espero que, como mínimo, pida perdón públicamente y reconozcan que se equivocaron». A juicio del que fuera primer teniente de alcalde cuando sucedieron los hechos, las elecciones «ponen a cada uno en su lugar». «Pese a las malas artes del PSOE, recibimos el apoyo mayoritario de los virgitanos y pasamos de siete concejales a diez», recordó. «Esta es la mejor sentencia», concluyó.

Por su parte, desde el PSOE de Berja no se hicieron declaraciones. «Acatamos la decisión judicial, como no puede ser de otra forma», afirmó su portavoz, Isabel Arévalo.