Localizan en Berja un invernadero donde se cultivaban 6.500 plantas de marihuana

La Guardia Civil ha detenido a tres personas por un delito contra la salud pública

M. C. Callejón
M. C. CALLEJÓNALMERÍA

La Guardia Civil ha detenido a tres personas acusadas de un delito contra la salud pública tras localizar en el término municipal de Berja un nuevo invernadero donde se cultivaban hasta 6.500 plantas de marihuana. Una plantación que, según han informado desde el instituto armado, se encontraba camuflada en el interior de una finca invernada más grande en la zona conocida como la Hoya.

Los agentes se percataron a principios de este mes de febrero, mientras circulaban por este área del término municipal virgitano, de un fuerte olor característico de la marihuana entre los invernaderos, lo que dio inicio a la búsqueda por el lugar de una posible plantación.

Un dispositivo que, pocos días después, dio resultados cuando los agentes localizaron un invernadero que contenía en su interior un segundo invernadero que contenía gran cantidad de plantas de marihuana.

Desde ese momento, los agentes iniciaron diferentes actuaciones en las que localizaron y se entrevistaron con uno de los trabajadores de la finca que afirmó no saber nada de dicha construcción invernada puesto que sólo trabajaba en el anexo.

Junto a él, lograron acceder al interior del invernadero y comprobar la existencia de las plantas de 'maría', de tamaño medio, de unos 1,5 metros de altura, algunas de ellas, ya con cogollos de marihuana que, una vez contabilizadas, dieron un total de 6.500.

A través de las averiguaciones realizadas, los agentes tuvieron conocimiento de que dicho trabajador realizaba su labor en el anexo al invernadero de marihuana para una persona identificada como E. V. R., que es el que tiene el uso y disfrute de la finca.

Paralelamente, los agentes tuvieron asimismo conocimiento de que los propietarios de la finca son dos vecinos de la localidad de Berja, identificados como F. A. F. A. y S. P. S, a los que los agentes localizaron y con los que establecieron varias conversaciones para aclarar quién era el propietario de la plantación.

Tras contrastar toda la información obtenida hasta ese momento, la Guardia Civil hallevado a cabo la detención de estas tres personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública así como la intervención de las 6.500 plantas de marihuana localizadas.

Se trata de E. V. R., de 51 años de edad, vecino de Roquetas de Mar; y F. A. F. A., de 63, y S. P. S., de 66, ambos residentes en Berja.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, junto con los detenidos, han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción nº 1 de Berja.

Esta nueva actuación de la Guardia Civil está enmarcada dentro de las actividades que lleva a cabo en la provincia con el objeto de erradicar el cultivo, elaboración y distribución de sustancias estupefacientes, en este caso, marihuana (Cannabis sátiva).