Los mayores de Berja rejuvenecen en el documental Mi Casa es la Vuestra

Los mayores de Berja rejuvenecen en el documental Mi Casa es la Vuestra

El taller, organizado por la residencia, les invita a salir a la calle, entrevistar al comerciante de toda la vida y abrir las puertas de su hogar

MARÍA TORRES BERJA

No se extrañen si se cruzan por las calles de Berja con un grupo de personas mayores en busca de información 'confidencial'. Su objetivo es bucear en el comercio de toda la vida, saber más sobre cada comerciante y plasmarlo en un documental que lleva por nombre Mi Casa es la Vuestra. El modista Mario Montes ha sido el protagonista del primer capítulo y el fotógrafo Juanma Durba será el segundo. El fin último de este singular taller es añadir nuevas motivaciones que alimenten la sonrisa de las 136 personas que conviven en la residencia Ciudad de Berja.

De momento, la primera experiencia ha resultado ser un éxito. El teatro se quedó pequeño en la proyección del primer trabajo audiovisual. Cámara en mano, un grupo de 10 mayores tocaron a la puerta de Mario Montes Moda, visitaron su taller de costura y entrevistaron al conocido empresario. También pasearon por la Plaza de Abastos y repusieron fuerzas en El Cahete, un icono de la gastronomía virgitana. Días después, Mario Montes y Encarna García se desplazaron a la residencia virgitana. El primero, para organizar un desfile de moda para todos los mayores. La segunda, para elaborar sus típicas 'papas al ajillo'.

Expectación

Mi Casa es la Vuestra partió de la propia residencia en un intento por ofertar nuevos talleres y actividades recreativas a los mayores. «Queremos que disfruten del pueblo y que lo hagan de la mano de los comerciantes», ha explicado a IDEAL Cristina Rodríguez, directora del centro. «Ha resultado ser una experiencia muy enriquecedora. Los comerciantes están muy ilusionados y los mayores también», ha añadido.

Gestionada desde 2013 por el grupo Avita, la residencia cuenta con la colaboración del Ayuntamiento en la organización; de Berja Digital en la grabación y en el montaje; y de la Asociación de Comerciantes, Empresarios y Hosteleros de Berja para materializar, en conjunto, esta iniciativa que quiere perpetuarse en el tiempo. «Estamos sorprendidos por la respuesta que hemos obtenido y, aunque es complicado compaginarlo con el día a día de la residencia, queremos que continúe», ha dicho Rocío Valverde, técnico superior de Integración Social y responsable del proyecto, emocionada aún por la repercusión del proyecto. «Este trabajo ha servido para la integración de los mayores, para promocionar nuestro comercio, para hacer partícipes a las familias y para reflejar el trabajo de quienes trabajamos en esta residencia», ha apuntado su directora. «Hay que devolverles el carino que ellos nos han dado a nosotros», ha dicho al respecto el presidente de Aceberj, Francisco Benamente. «Trabajar por el bienestar de nuestros mayores es para nosotros una obligación», ha añadido María Luisa Cruz, edil de Servicios Sociales.

Terapia y diversión

Más de 80 profesionales trabajan en la residencia Ciudad de Berja. Atienden a 136 residentes. «Nuestro día a día está cargado de actividad. La oferta es muy variada en cuanto a terapia y asistencia al mayor, prestando especial atención a que refuercen su autonomía personal, pero también intentado crear un ambiente familiar y de integración con el municipio», ha matizado la directora del centro, consciente de la necesidad también de ofertar actividades recreativas que rompan con la dinámica asistencial.

Esta es la razón de ser de este singular taller, al que han denominado Mi Casa es la Vuestra en alusión al programa de televisión de Bertín Osborne. La próxima proyección se realizará «durante la primera quincena de febrero».

Estado de ánimo

Para Lorena García, psicóloga de la residencia Ciudad de Berja, el taller Mi Casa es la Vuestra aporta muchos beneficios a los residentes. Implica salir a la calle, indagar, relacionarse con otras personas y recibir visitantes en su hogar. En definitiva, vivir otras experiencias. «Fomenta la integración social y contribuye directamente a tener un estado anímico positivo», ha asegurado. «Importante es también el trabajo en equipo, la capacidad de escucha activa, es además un taller de reminiscencia que los acerca a la vida que han tenido, tanto a su infancia como a su vida adulta», ha detallado. Una experiencia enriquecedora para los mayores, para sus familias, para los comerciantes y para los profesionales de la residencia que, pese al entramado organizativo que hay detrás, «merece la pena».

Temas

Berja