El alcalde de Dalías renuncia a su cargo tras siete años de gestión y abre una crisis en el Consistorio

Abandona también «por problemas familiares» Salvador Páez, concejal de Agricultura en el gobierno de coalición formado por PSOE e IU

MARÍA TORRES Dalías

La crisis de gobierno desatada en el Ayuntamiento de Dalías se salda con la renuncia de su máximo representante institucional. Francisco Giménez abandona su cargo como alcalde de la localidad, según confirmó ayer a IDEAL. De momento, el regidor socialista no aporta más detalles sobre las causas que motivan su marcha. También renuncia el concejal de Agricultura y Medio Ambiente, Salvador Páez, que lo hace «por problemas personales».

Consultado por este diario, Giménez solamente confirmó que ha presentado formalmente su renuncia al frente de Alcaldía y que se hará efectiva en un pleno que tiene previsto celebrarse «en los próximos días». Ayer declinó explicar qué le ha empujado a dejar un cargo que ocupa desde 2015, cuando logró formar un gobierno de coalición con Izquierda Unida y dirigir las riendas del consistorio daliense. Pacto que renovó en las elecciones municipales de 2019, pese a que el Partido Popular fue la fuerza política más votada.

Su renuncia llega después de que su número 2 y teniente de alcalde, Cristina Gómez, anunciase su marcha al grupo mixto. A principios del mayo, la edil criticó la «mala gestión» que se está llevando a cabo, desde su punto de vista, y sentenció que Dalías «necesita un cambio urgente». Giménez no tardó en reprochar públicamente una decisión unilateral que tildó de «intolerable» y que atribuyó a su afán por «ocupar el puesto de alcaldía o el cobro de un sueldo».

Resquebrajado el gobierno en mayoría, el alcalde se comprometió a seguir al frente de la gestión municipal y a aparcar sus posibles intenciones de abandonar la política «por motivos personales». Motivos que, sin embargo, pocas semanas después le han impulsado a renunciar a su cargo de manera irrevocable.

Los motivos de Páez

La del alcalde no es la única renuncia presentada en el consistorio daliense. Salvador Páez también deja la cartera de Agricultura y Medio Ambiente. En declaraciones a IDEAL, Páez quiso ayer disipar toda duda sobre los motivos de su marcha: «Renuncio por un problema personal. Mi cargo como concejal es lo que más tiempo me quita. No hay nada más». El edil quiso agradecer públicamente su confianza al Partido Socialista, al que sigue vinculado como secretario de organización, y desvinculó su renuncia de la marcha de Cristina Gómez. «Respeto la decisión de Cristina, está en su derecho. Mi renuncia ha coincidido en el tiempo, pero no está relacionado. Mi intención no era irme, pero las circunstancias mandan», aseveró. Por último, se mostró agradecido «con todo el mundo, por lo bien que me ha tratado». «Ha sido un orgullo ser concejal de Dalías y sigo a plena disposición de los dalienses y del partido», concluyó.

Salvador Páez integra el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Dalías desde 2015. En la primera legislatura estuvo al frente del área de Deportes y Turismo y, posteriormente, de Agricultura y Medio Ambiente. Su renuncia se hizo efectiva en la sesión plenaria celebrada anoche en el consistorio daliense y no estaba contemplada en el orden del día. Un pleno ordinario al que no pudo asistir «por enfermedad».

Inestabilidad política

A menos de un año para agotar la legislatura, el futuro más inmediato del Ayuntamiento de Dalías está por concretar. Once concejales conforman la corporación municipal. Tres son del Partido Socialista, dos de Izquierda Unidad, cuatro del Partido Popular, uno de Ciudadanos y uno más del grupo mixto.

La edil socialista Teresa Heredia, que actualmente dirige la cartera de Educación y Cultura, podría ocupar el cargo de alcaldía. Heredia integra el equipo de gobierno desde febrero del año pasado, cuando Nazaret Gallegos renunció a su cargo tras seis años dedicada a la política. La suya fue la primera baja del actual equipo de gobierno. Sin embargo, Heredia necesita una mayoría que no tiene -a priori- para ocupar el sillón.