Balanegra instala una pasarela de madera para ampliar su paseo marítimo

A la espera de que el Gobierno construya un nuevo tramo, el litoral gana atractivo y accesibilidad a través de un proyecto municipal

MARÍA TORRES Balanegra

Balanegra ha ampliado su paseo marítimo con una pasarela de madera de 650 metros de longitud. A la espera de que el Gobierno materialice la construcción de un nuevo tramo, el Ayuntamiento ha apostado por una solución «provisional», más económica y respetuosa con el medio ambiente. La estructura, instalada a pie de playa, aporta accesibilidad y atractivo al litoral del municipio más joven de la provincia.

Los balanegrenses estrenaron la pasarela a principios de octubre y la afluencia de personas es notable. Se ubica en el tramo de casco urbano que aún carece de paseo marítimo. Con un presupuesto de 120.000 euros, mide 650 metros de largo por dos de ancho. «Lo suficiente para que dos sillas de ruedas puedan cruzarse», ha matizado al respecto Nuria Rodríguez, alcaldesa de Balanegra. El proyecto ha contado con una subvención solicitada por el Ayuntamiento a través del Grupo Pesquero del Poniente Almeriense, del que forma parte. El presupuesto ha sido financiado en un 20 por ciento por las arcas municipales. El resto ha corrido a cargo de fondos europeos, en un 85 por ciento, y de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía.

Realizada con materiales naturales, en perfecta sintonía con el entorno, la instalación de la pasarela ha contado con la correspondiente autorización de la Jefatura Provincial de Costas, dependiente del Gobierno de España. En los próximos meses está previsto instalar papeleras, barandillas y pequeñas zonas de descanso con bancos y pérgolas. El permiso, en este caso, se está tramitando. «La ocupación temporal contempla un plazo de cuatro años, que nos ha sido concedida, y ya estamos gestionando una prórroga de cuatro años más», ha explicado la regidora balanegrense. «Costas se ha mostrado muy sensible con el proyecto y esperamos que nos dé luz verde a lo que resta», ha añadido.

De forma paralela, el Ayuntamiento tiene previsto iluminar la primera línea en su conjunto: « Tenemos 300 metros sin iluminación que queremos iluminar para que también se pueda pasear por la noche». Tampoco descarta a largo conseguir la ampliación de su actual paseo marítimo. «Seguimos trabajando en este proyecto a largo plazo, pero de momento damos alternativas para que nuestras playas sean atractivas y accesibles», ha puntualizado Rodríguez.

Ni bicicletas ni patinetes

Son muchos los vecinos que diariamente hacen uso de esta pasarela, que ha resultado especialmente útil a los propietarios de las viviendas construidas en primera línea de playa en particular y a los vecinos en general que la usan para pasear. Desde el Ayuntamiento se hace un llamamiento a la «responsabilidad». Está prohibido circular con bicicletas, patinetes o cualquier otro vehículo «por seguridad». « Se aplicará la normativa de Costas sobre dominio público marítimo terrestre en lo relativo a la circulación», han subrayado fuentes municipales. Se ha insistido, además, en la necesidad de recoger los excrementos de las mascotas. No hacerlo conlleva sanciones de 200 euros. «Es deber de todos mantener las instalaciones públicas en buen estado, cuidar y respetar lo que es de todos», han reiterado.