La Alpujarra enciende sus 'chiscos'

La Alpujarra enciende sus 'chiscos'

En Fondón, el más concurrido, se ha diseñado un plan especial de limpieza y seguridad

MARÍA TORRESFONDON

Fondón enciende este fin de semana su tradicional 'chisco'. Frío, fuego y alcohol se funden en una de las fiestas más concurridas de cuantas se organizan en el corazón de la Alpujarra, la que rinde tributo a su patrón, San Sebastián. Atrás quedan aquellas reuniones familiares alrededor de una hoguera en la plaza del pueblo. Hoy son más de 3.000 personas, entre vecinos y visitantes, las que se convocan en una localidad que no alcanza el millar de habitantes.

Francisco Álvarez, alcalde de Fondón, ha informado a IDEAL del dispositivo especial de seguridad y limpieza confeccionado para la ocasión. Coordinados por el Consistorio, una decena de personas de Protección Civil se hará cargo de actuar ante cualquier emergencia. Se habilitará un puesto de mando en un punto estratégico de la plaza, «perfectamente visible» desde cualquier ángulo. Además, se dispondrá de un camión-bomba y de una ambulancia con personal sanitario. «Son miles de personas las que se concentran en un espacio reducido y debemos estar preparados para actuar en caso necesario», ha justificado el primer edil.

Al igual que el año pasado y por motivos de seguridad, la carpa de la tradicional verbena se traslada a unos 100 metros del chisco para poder garantizar las salidas de emergencia oportunas. «Hasta la fecha, San Sebastián se ha desarrollado sin incidentes destacados, a pesar de los ingredientes de esta fiesta y de la afluencia de personas, y esperamos que así siga siendo», ha añadido.

Limpieza

La actividad, que comienza mañana a las siete de la tarde con el encendido del 'chisco' y se prolonga hasta la madrugada en la verbena, ha obligado al Ayuntamiento de Fondón a planificar un dispositivo especial de limpieza. Compuesto por una docena de personas, se encargará de retirar la basura generada y las ascuas restantes. «Se empieza a trabajar a las seis de la mañana para restablecer la normalidad en el menor tiempo posible, sobre las once de la mañana», ha apuntado. Fondón debe amanecer impoluto para recibir a su patrón en procesión.

Carne, embutidos y vino

Aunque las fiestas en honor a San Sebastián se celebran desde tiempos inmemoriales en Fondón, su repercusión ha aumentado de forma progresiva en la última década hasta convertirse en un reclamo turístico más en la Alpujarra de Almería. La plaza del pueblo se queda pequeña y son miles de personas las que acuden año tras año a la llamada del fuego.

Empresas como Jamones Fondón vende bandejas de carne y embutido en la misma plaza para asar en la lumbre. Por sólo cinco euros se consigue medio kilo de chorizo, morcilla, longaniza, tocineta o lomo con una barra de pan. Otras como Cepa Bosquet, Fuente Victoria y Tetas de la Sacristana regalan vino elaborado en sus bodegas. A pesar de las bajas temperaturas que suelen registrarse, Fondón se llena de gente y de ambiente. Los bares hacen su agosto en enero y el alojamiento disponible se agota cada año con la celebración de San Sebastián.

Programación

El domingo, a partir de las nueve de la mañana, sonará la diana por las calles del pueblo. La comitiva estará amenizada por la Banda de Municipal de Laujar de Andarax. A las cuatro de la tarde, se celebrará una misa en la iglesia de San Andrés en honor a San Sebastián para terminar con la procesión de la imagen. En lunes, en la plaza de Fondón, se elaborará una paella y habrá juegos para niños y mayores. Sorprendido y agradecido a partes iguales ante la repercusión de estas fiestas, el alcalde felicita a sus vecinos, da la bienvenida al visitante y confía en que reine el civismo en torno al chisco de Fondón.