El Ayuntamiento de Dalías dice que «faltan informes técnicos» para reparar el cuartel de la Guardia Civil

El alcalde recuerda que asumió la obra de forma subsidiaria y considera que la Abogacía del Estado debería demandar a la empresa que provocó el daño

M.TORRES DALÍAS

El alcalde de Dalías, Francisco Giménez, salió ayer al paso de las críticas vertidas por el Partido Popular por la ejecución de las obras de reparación del cuartel de la Guardia Civil. El primer edil aclaró que el Ayuntamiento actuó de forma subsidiaria en «parte del muro» con el fin de agilizar los trámites y facilitar su reapertura, cuestionó a la Abogacía del Estado por demandar al consistorio daliense en lugar de pedir explicaciones a la empresa que ocasionó los daños y reiteró su firme intención de hacer cuanto esté en su mano para que el edificio vuelva a funcionar a pleno rendimiento.

Desde hace dos años y aunque los agentes siguen viviendo en el inmueble, la oficina de atención al ciudadano se encuentra cerrada. Los dalienses deben trasladarse a El Ejido o Berja para realizar cualquier trámite administrativo. «Sólo se ha actuado en parte del muro y tenemos que aclarar que esa es la parte sobre la que lo pidió la Dirección General de la Guardia Civil, pues el resto ya estaba hecho desde hace años, correspondiente a la zona de las viviendas de los agentes que no han sufrido ninguna alteración (...). No obstante, ante la falta de informes técnicos y de información, también decidimos actuar en esa zona, reforzándola», explicó.

Giménez, asimismo, matizó que en agosto se recibió certificación facultativa del final de obra y en el mismo escrito se dice que aún no se tiene constancia de la fecha de fin de obra. Una «contradicción», a su juicio, que provocará que la demanda «no llegue a ninguna parte». «Recordamos que las actuaciones deberían haberse hecho contra la empresa propietaria del terreno y/o promotora de la obra, que es quien ocasionó los daños al cuartel. No obstante, desde el ayuntamiento decidimos realizar los trabajos para solucionar el problema en el menor tiempo posible, responsabilidad y montante económico que después reclamaremos a la empresa o que tendrá que asumir, sin ninguna duda, la empresa que en el futuro quiera adquirir esos terrenos», añadió.

Por todo, Giménez acusó ayer a los populares de hacer un uso político de este asunto. El senador Luis Rogelio Rodríguez culpó al Ayuntamiento de Dalías y aludió a una respuesta por escrito entregada al respecto por el Gobierno de España para corroborarlo. «Mienten descaradamente», lamentó el alcalde. «En ningún punto en este escrito dice que el Gobierno de Sánchez vaya en contra del Ayuntamiento de Dalías ni que haya existido inactividad por parte de esta institución, dado que hemos puesto todos los mecanismos que tenemos para solucionar el problema a la mayor brevedad y con el menor coste para nuestros vecinos», subrayó.