Cena de gala en el Casino en una imagen de archivo. / S. M.

El Casino de Dalías suple con 'almuerzos de etiqueta' los límites de aforo en las fiestas del Cristo

La institución recuperará sus tradicionales cenas, que serán amenizadas por dos orquestas

MARÍA TORRES DALÍAS

La música volverá a sonar en el Casino de Dalías. Aunque con «cautela y prudencia», la institución retomará sus tradicionales cenas de gala con motivo de las fiestas en honor al Cristo de la Luz. Para suplir las limitaciones de aforo establecidas para contener la pandemia y por primera vez en sus 115 años de trayectoria, también se ofertarán 'almuerzos de etiqueta'.

Es una de las principales novedades del programa de fiestas presentado recientemente por el presidente del Casino de Dalías, José María Criado. Entre el 16 y el 19 de septiembre, las orquestas Serenade y El Combo Dominicano amenizarán los almuerzos y las cenas. Los primeros se servirán de dos y media a ocho y media de la tarde, 'tardeo' incluido. Las segundas, a partir de las diez y media de la noche y hasta el horario de cierre permitido. En ambos casos, el uso de la mascarilla es obligatorio, «saldo cuando se están sentado consumiendo». «Son medidas excepcionales a las que no estamos acostumbrados, pero que se adoptan en beneficio de todos y con la esperanza de que volvamos el año próximo con total normalidad», expuso el presidente de la entidad.

Asimismo, debido también a las limitaciones de aforo, los socios tendrán preferencia. No obstante, siempre que exista disponibilidad, se atenderán reservas de quienes no sean socios. Estos últimos, deben esperar hasta el 13 de septiembre para formular sus reservas.

En cualquier caso y como manda la tradición, es indispensable vestir de etiqueta. Ellas no pueden llevar «leggins, chaquetas vaqueras o similares» y ellos deben vestir con chaqueta y corbata. Además, no se pueden desprender de ambas prendas en ningún momento y su incumplimiento es motivo de expulsión. La novedad este año es también el uso de la mascarilla: «Será obligatorio en todo momento, salvo cuando se esté sentado en la mesa correspondiente consumiendo».

Como aperitivo a las fiestas en honor al Cristo de la Luz de Dalías, el Casino ha orquestado una programación de ocio que arranca el 10 de septiembre con la Chirigota del Bizcocho y su espectáculo 'No te vayas todavía'. Continúa, un día después, con los temas de toda una vida. Para el día 12, la música latina será la protagonista y, el 13 de septiembre, los festivales llegarán a su fin con un espectáculo de humor que lleva la firma de Paco Calavera, Albarito y Kalderas.

115 años de historia

El presidente del Casino de Dalías, José María Criado, apeló al «sentimiento de ser socio» de la institución durante la presentación del programa de fiestas de este septiembre. Consciente de la necesidad de mantener en el tiempo una entidad con más de un siglo de trayectoria, animó a los socios a inculcar este sentimiento a los más jóvenes, «para que sienta el casino como algo suyo», y con independencia de la situación económica que se atraviese. «Un casino con muchos socios será una institución sólida en lo social y en lo económico que podrá afrontar las necesidades que se puedan presentar», dijo. A su juicio, en el caso de la entidad que preside, lo privado trasciende a lo público en muchos actos y es importante «cuidarlo». «Cuanta más actividades se realicen en el Casino, mayor vida tendrá Dalías, repercutiendo en el resto de negocios y empresas, y en definitiva en beneficio del conjunto de los ciudadanos», argumentó para mantener vivo el ánimo del socio como motor del la entidad.

Se avecinan, con todo, unas fiestas «especiales y distintas» que mantienen su esencia pese a todo: un marco incomparable, el que brinda el Casino de Dalías, y un ambiente mágico creado por el 'espíritu casinero'. La institución se fundó en el año 1905 de la mano de 91 socios. Su actual sede se adquirió cuatro años después por 6.500 pesetas. Cuando se cumplen 115 años de echar andar, el Casino de Dalías está formado por más de 1.100 socios, es miembro de la Federación Española de Círculos y Casinos Culturales de España y el edificio es una de 'las 7 maravillas de Dalías', pulmón cultural y social del municipio y de la comarca.