El Casino de Dalías se viste de gala

Baile de sociedad en el Casino de Dalías. /S.L.M
Baile de sociedad en el Casino de Dalías. / S.L.M

MARÍATORRESDALÍAS

El Casino de Dalías abre sus puertas de par en par para impregnarse del olor a jazmín y a pólvora. Fundada en el año 1905, la entidad vuelve a honrar al Cristo de la Luz con sus ya tradicionales cenas de gala. Más de un millar de comensales, con sus respectivos acompañantes, están convocados a estos bailes tan distinguidos. Para asistir hay que cumplir dos requisitos inexcusables: ser socio y vestir de etiqueta.

Las cenas de gala comenzarán el 12 de septiembre y se prolongarán hasta el 15, día grande del Cristo de la Luz. Tal y como se indica en las normas de protocolo, ellos deben llevar chaqueta y corbata. Está prohibido de forma expresa despojarse de alguna de estas dos prendas de vestir durante la velada. Incumplir esta premisa es motivo de expulsión. Ellas, por su parte, deben lucir vestido de fiesta y dejar para otra ocasión «'leggins', chaquetas vaqueras o similares». A todos, sin excepción, se les «aconseja» no acceder a la pista de baile «con vasos o cigarros encendidos».

A cambio, el Casino de Dalías promete hacer disfrutar a cada uno de los asistentes de una noche mágica e irrepetible. La música sonará en directo y correrá a cargo de «cuatro orquestas de primer nivel», el menú se confeccionará para satisfacer los paladares más exigentes y el edificio lucirá sus mejores galas, mimando hasta el último detalle. Los tradicionales bailes de sociedad terminarán de madrugada y el último día, para entonar el fin de fiestas, se servirán huevos con patatas al amanecer. Tradiciones que los dalienses guardan con recelo desde antaño y que han pasado de padres a hijos hasta reunir a distintas generaciones en un mismo punto de encuentro.

Programación

El Casino de Dalías ha elaborado una programación de ocio y cultura paralela que dio comienzo el 25 de agosto con la presentación del cartel anunciador de estas fiestas y que continuó el pasado fin de semana con una velada flamenca, el concierto de Los Centellas y la obra Toc-Toc. Se retomó a principios de semana con una degustación gastronómica organizada por la asociación de mujeres Dalayat. Asimismo, hasta el día 15, se puede visitar la exposición 'Altrove', un recorrido por Cabo de Gata en forma de fotografía y poesía, que lleva la firma de la artista Milena Monti.

Historia

El Casino de Dalías echó a andar a principios del siglo pasado de la mano de 91 socios fundadores. Era el año 1905 y, cuatro después, se adquirió la propiedad del número cuatro de la calle Casino por 6.500 pesetas. Un edificio majestuoso compuesto por once salones, una terraza al aire libre y una terraza de verano. Por aquellos entonces, cada socio pagó de su bolsillo 100 pesetas para financiar la operación de compra y se estableció una cuota inicial de una peseta y cincuenta céntimos al mes.

Un siglo después, la entidad ya no es sólo un punto de encuentro en Dalías. Es, además, un «referente en muchos ámbitos». Así lo reconoce su actual presidente, José María Luque Criado. Por sus escenarios han desfilado más de un centenar de orquestas, «las mejores del país», y artistas de la talla de Rocío Jurado, María Dolores Pradera, Paco de Lucía, José Mercé, Dúo Dinámico, José Luis Perales, El Lebrijano, Mocedades, Rafael, Luis Eduardo Aute o Massiel.

Actualmente el Casino de Dalías cuenta con 1.003 socios y, en los últimos años, el Casino ha conseguido alcanzar la estabilidad presupuestaria y económica que buscaba. Es miembro de la Federación Española de Circuitos y Casinos Culturales de España, sede de los cursos de verano de la Universidad de Almería y un espacio que se brinda a la cultura los 365 días del año. La programación, que se acentúa durante la Navidad, la Semana Santa o la época estiva, alcanza su máxima expresión cada septiembre con las fiestas en honor al Cristo de la Luz de Dalías.

Según ha avanzado Luque recientemente, se ha adquirido una subvención que servirá para financiar parte de la reforma que se tiene previsto realizar. Obras de mantenimiento para salvaguardar la majestuosidad del edificio. «Continuaremos remando para que el Casino de Dalías aventaje cada año», ha garantizado.