Cinco partidos compiten por la alcaldía en las primera municipales de Balanegra

Imagen de Balanegra. /Ayto. Balanegra
Imagen de Balanegra. / Ayto. Balanegra

Cuatro años después de su segregación de Berja, a la contienda electoral entre PP y PSOE se suman Cs, IU y Vox

MARÍA TORRES ADRA

Los balanegrenses están convocados a las urnas el 26 de mayo. Es la primera vez que el pueblo más joven de Almería celebra elecciones municipales. Han pasado cuatro años desde su segregación de Berja y su proclamación como localidad independiente. Hoy son más de 3.000 las personas las que residen en este núcleo costero de la comarca del Poniente y cinco los aspirantes a dirigir las riendas de su ayuntamiento. A los partidos con representación municipal, Partido Popular y Partido Socialista, se han sumado tres formaciones políticas. Izquierda Unida, Ciudadanos y Vox se estrenan en los comicios del municipio 103 de la provincia.

Nuria Rodríguez, actual alcaldesa de Balanegra, es la candidata por el PP. Le avala el trabajo realizado en esta legislatura, marcada por los primeros pasos en solitario de la que fuera entidad autónoma local. La alcaldable se siente especialmente orgullosa de la construcción del pabellón de deportes -actualmente en curso-, de la mejora de los servicios en la playa de Balanegra y de la renovación de la red de abastecimiento de agua potable que se ha ido asumiendo de forma progresiva a lo largo de la legislatura.

De su proyecto político para los próximos cuatro años, Nuria Rodríguez ha destacado su apuesta por mantener los servicios que el Ayuntamiento presta e incorporar otros nuevos. La construcción de un cementerio municipal es capital para la alcaldable popular. Hasta la fecha, los vecinos de Balanegra acuden a Adra o a El Ejido. «Es importante contar con un cementerio para que un pueblo crezca, aunque parezca una contradicción. Es un servicio que sirve para echar raíces, los vecinos nos lo demandan y es una necesidad», ha reconocido la regidora balanegrense. «Hemos conseguido concretar la parcela en la que se ubicará, que cumple con la normativa que existe al respecto y que es muy estricta», ha avanzado.

Especialmente importante es también para la cabeza de lista del PP habilitar un centro para personas más mayores más amplio y reutilizar esas instalaciones para la formación de jóvenes y para el tejido asociativo. Terminar el pabellón de deportes y seguir mejorando la playa completan, a grosso modo, su programa electoral. Un programa concebido para renovar su cargo al frente del Ayuntamiento de Balanegra. Parca en palabras, de sus adversarios políticos sólo han lamentado que son «vecinos de fuera», exceptuando a la candidata del PSOE. «No conocen Balanegra, no conocen sus problemas, y sólo vienen a arañar votos», ha asegurado.

Propuestas socialistas

El PSOE estrena candidata en Balanegra. Se llama Verónica Álvarez y uno de sus retos es lograr «que los vecinos decidan quedarse a vivir». Coincide con su principal rival político en la necesidad de tener un cementerio. «Hay partidos que lo presenten como su gran promesa electoral, después de llevar toda la vida gobernando», ha denunciado. La cabeza de lista por el PSOE promete promover la construcción de viviendas de promoción pública, acabar con el «sablazo» de la factura del agua y mejorar el alumbrado público. «Muchos hombres y mujeres que, como yo, trabajan en los turnos de tarde saben que muchas de las calles de Balanegra carecen de luz y con eso hay que terminar», ha justificado. Facilitar servicios públicos para la conciliación de la vida laboral y familiar y habilitar un servicio de autobús «al Conservatorio o a la Escuela de Idiomas» también forman parte de su programa.

Cs, IU y Vox

María Dolores Fernández es la candidata a la alcaldía de Balanegra por Ciudadanos. Hija y nieta de agricultores, focaliza en la agricultura parte de su programa electoral. La necesidad de habilitar un punto de recogida de residuos agrícolas es una de las propuestas que contempla.

Lo es también mejorar la iluminación y la seguridad en el pueblo, apostar por la conciliación de la vida familiar y laboral y crear una agenda cultural y de ocio, programación deportiva y programas específicos para mayores. «No existen», denuncia. Consciente del potencial turístico de Balanegra, la alcaldable por la formación naranja sugiere organizar festivales y ferias, habilitar un camping para caravanas y disponer de un albergue. «No hay donde dormir», apostilla. «Tenemos buenas sensaciones, la gente tiene ilusión. Balanegra necesita un cambio después de 20 año con el PP», confiesa.

Por su parte, el candidato de Izquierda Unida, Alfonso Blanco, se presenta por primera vez a unas elecciones. Su intención es obtener representación municipal «como mínimo» para poder trasladar los problemas «del día a día» de los vecinos al Ayuntamiento. Asegura que es preciso acercar la Casa Consistorial a los balanegrenses porque actualmente impera la «dictadura» y la «prepotencia». Sugiere un «nuevo modelo político y social», más «democrático y solidario» y con mejores servicios públicos.

Vox, la fuerza más votada en las elecciones generales del 28 de abril, también aspira a conseguir la alcaldía en Balanegra. Su cabeza de lista, Melchor Palmero, promete crear un consejo municipal agrícola para solventar problemas «como el agua y los residuos», agilizar los trámites burocráticos para potenciar el pequeño comercio, fomentar el deporte para paliar hábitos tóxicos entre los jóvenes y habilitar una residencia para los mayores.