El colegio de Dalías, obligado a reorganizar a sus alumnos para impedir aulas con 28 niños

Educación considera que el centro dispone de recursos humanos suficientes y descarta añadir un maestro, tal y como piden padres, Ayuntamiento y sindicatos

MARÍA TORRESDALÍAS

La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía ha dicho 'no' a la petición expresa del colegio Luis Vives de Dalías de aumentar la plantilla con un maestro más. La delegación territorial considera que el centro dispone de medios suficientes para atender a su alumnado y que se trata sólo de una mera cuestión de organización. Por el contrario, padres de alumnos, sindicatos como USTEA y el propio Ayuntamiento consideran que mantener a 28 niños de 3 años «hacinados» en una sola aula incumple la normativa legal vigente e insisten en la necesidad de incorporar un nuevo docente.

En declaraciones a IDEAL, la Consejería de Educación ha informado de su negativa a añadir un maestro de Educación Infantil. A su juicio, el centro educativo dispone en el presente curso escolar de los recursos humanos necesarios para atender al alumnado conforme a las ratios establecidas en la normativa. «Tiene autorizadas cinco unidades de Educación Infantil, 125 plazas, para 96 alumnos», ha concretado. Además, atribuye al equipo directivo la capacidad organizativa y de gestión del colegio. «Habiéndose detectado por la delegación territorial que se había optado por agrupar a todo el alumnado de 3 años, 28, en una misma unidad, desde el Servicio de Inspección Educativa se ha indicado a la directora la necesidad de replantear dicho agrupamiento, asesorando acerca de las diferentes posibilidades que se pueden implementar», han matizado las mismas fuentes. Según Educación, la dirección ha optado por organizar al alumnado de 3 años en dos grupos así se lo trasladará a las familias.

Denuncia

A principios de semana, Ayuntamiento, AMPA y sindicatos hicieron pública su denuncia, «después de varias semanas sin recibir respuesta». La petición, según el Consistorio, ha sido planteada tanto de forma individual como colectiva. «La ratio máxima permitida supuestamente por ley son 25 alumnos por clase. Actualmente, en esta aula hay un total de 28 alumnos, lo que perjudica drásticamente la calidad y cantidad de la enseñanza recibida», han criticado desde el AMPA. «Tampoco podemos tolerar que nuestros hijos e hijas estén recibiendo una educación menos óptima, hay niños de 3 años hacinados en una clase de 28 alumnos», han añadido.

El Ayuntamiento de Dalías, que se desliga de supuestos intereses políticos en su petición, ha argumentado que tiene la obligación de hacerse eco del malestar y preocupación trasladado por más de una veintena de familias dalienses. «La Junta, en un acto de imprudencia, no está teniendo en cuenta ninguna variante más que tratar a nuestros escolares como simples números con los que se pueden hacer cálculos sin más, olvidando a aquellos que presentan dificultades, sin apostar por aumentar la dotación de recursos y sin acondicionar los colegios públicos», ha denunciado Francisco Giménez, alcalde de Dalías.