Procesión del Cristo de la Luz de Dalías, hoy, en su día grande. / maría torres

Dalías se rencuentra con su Cristo bajo un manto de pólvora, vítores y aplausos

La procesión se desarrolla con normalidad y tiene previsto regresar a templo sobre las doce de la noche

MARÍA TORRES DALÍAS

Ocho y media de la tarde. Tercer domingo de septiembre. Iglesia Santa María de Ambrox de Dalías. Huele a pólvora, a nardo y a galán de noche. La emoción es patente y latente en el interior y en el exterior del templo. Nunca antes la espera fue tan esperada. La última vez que descendió por la escalinata de su santuario fue en 2019. La pandemia le obligó a 'quedarse en casa' y a romper una tradición centenaria. Hoy, el Santo Cristo de la Luz de Dalías no ha faltado a su cita. Imponente, ha iniciado un recorrido procesional bajo un manto de promesas y mandas en forma de pólvora. Dalías, un año más, se ha iluminado con la Luz de su Cristo.

Después de tres años de espera, la expectación ha sido máxima. Miles de devotos de todas las edades han acudido al reencuentro. Tras el estruendo de cohetes y la traca inicial, la venerada imagen recorre las calles de Dalías de forma pausada, sin prisa. Presiden la comitiva el párroco de Dalías, Raúl del Águila, y la Hermandad del Cristo de la Luz. A su lado, la corporación municipal y las autoridades locales y provinciales que han querido sumarse a la ceremonia. La nota musical corre a cargo de la banda de tambores y cornetas Nuestro Padre Jesús de la Sentencia de Almuñécar y la Asociación Músico-Daliense.

La primera parada, como es tradicional, se ha realizado a las puertas del Mercado de la localidad de Dalías. Es La Festivalera la primera peña que lanza al cielo docenas de cohetes. Hoy se han contabilizado más de un millar. Después ha llegado el turno de Los Costaleros, La Petalá, El Perfume y La Luz en una procesión cargada de vítores, aplausos y lágrimas –las de tres años acumuladas en una única tarde–, pero también de estrictas medidas de seguridad por la quema de unas dos toneladas de pólvora de una tacada. Luego llegará el turno de La Rosa, El Encuentro y El Cohete para terminar con Amigos de la Plaza.

Previsiones

Al cierre de esta edición, el Cristo de la Luz sigue desfilando por las calles de la localidad con total normalidad. Según las previsiones, finalizará su recorrido pasadas las doce de la noche, protagonizando uno de los momentos más solemnes del trayecto. Postrado en la escalinata de su santuario, la luz se apaga en Dalías para manifestar las oraciones y los cantos de alabanza en su honor. Con decenas de bengalas encendidas, la noche se hace día bajo un nuevo estallido de pólvora, el último antes de regresar a su Templo de Santa María de Ambrox. Con los brazos extendidos, vecinos y visitantes se despedirán del Cristo de la Luz con la esperanza de reencontrarse con Él de nuevo el tercer domingo de septiembre de 2023.

La programación de culto en su honor finaliza mañana con una misa de acción de gracias que tendrá lugar en su Santuario ante la asistencia de centenares de hermanos y fieles del Santo Cristo de la Luz de Dalías.

En estas últimas jornadas han sido miles las personas que, especialmente a primera hora de la mañana y a media tarde, ha iniciado su particular peregrinaje hasta Dalías. Este año, como principal novedad, la Hermandad del Cristo de la Luz de Dalías ha creado 'grupos devocionales' con las parroquias de las localidades vecinas para coordinar la marcha a pie y evitar cualquier tipo de problemática por acumulación de fieles en el camino a la Parroquia de Santa María de Ambrox.

Esta es, además de una manera más segura de recorrer los caminos que llevan al santuario, una forma de fortalecer el hermanamiento que supone ser devoto del Cristo de la Luz de Dalías. Han sido miles los peregrinos que se han desplazado desde Berja, Adra, Roquetas de Mar, Balerma o El Parador, entre otros lugares de origen, que comienza ya a extender su poder de atracción a otros puntos de la geografía provincial y de la vecina provincia de Granada.