Los viñedos de Cepa Bosquet están en Laujar de Andarax. / R. I.

Gran Oro para el primer ecológico de Cepa Bosquet

Esta bodega familiar, con viñedos en Laujar y sede en Fuente Victoria, consigue un reconocimiento en el Concurso Internacional Ecoracimo

MARÍA TORRES FUENTE VICTORIA

La primera experiencia ecológica de la bodega Cepa Bosquet ya cuenta con el reconocimiento del sector. Su Petit Verdot, que vio la luz hace apenas seis meses, ha sido distinguido en el Concurso Internacional de Vinos Ecológicos Ecoracimo con el premio Gran Oro. «Serio y potente en boca», según describe la enóloga Virginia Bosquet, es el vino tinto con mayor envejecimiento de cuantos se elaboran en esta bodega familiar de la Alpujarra de Almería.

Pertenece a la cosecha de 2017. Se cultiva en un viñedo de 4.500 metros cuadrados de superficie en Laujar de Andarax. El primer vino certificado «cien por cien en ecológico» presume de un envejecimiento de 24 meses en barricas nuevas de roble americano y francés. Con una producción limitada a 1.600 botellas, se puede adquirir en la propia bodega -ubicada en Fuente Victoria- o a través de su página web.

«Es un vino muy especial, de 'petit verdot', una variedad de uva que no es muy común. Es francesa y se usa para ensamblar con otras variedades habitualmente», explica Bosquet. «Tanto en boca como en nariz tiene matices diferentes: un vino con mucho cuerpo y con notas de tostado, ahumado y café», describe a este periódico. Un vino 'ideal' para maridar con carnes rojas contundentes o de caza, «como el cordero segureño».

Reconversión progresiva

Fundada hace tres lustros, Cepa Bosquet acumula más de una treintena de premios y reconocimientos en sus vitrinas. Es la primera vez que presenta uno de sus caldos en el Concurso Internacional de Vino Ecológico Ecoracimo puesto que, hasta hace cinco años, sus cultivos se basaban en la agricultura convencional. Esto cambió en 2017, cuando la familia decidió dedicar una pequeña parte de sus viñedos al cultivo cien por cien ecológico.

Para nosotros este premio es un impulso para seguir con la idea de reconvertir toda la bodega en ecológico de forma progresiva y continuar en la línea de hacer los mejores vinos que podamos hacer», reconoce con satisfacción.

Debido a la orografía del terreno donde se ubica, los productos fitosanitarios no son necesarios, según expone la enóloga. «Nuestros viñedos ocupan una superficie de 50 hectáreas y están a 1.000 metros de altitud aproximadamente. En otras zonas sí hay más problemas de enfermedades. Aún así, para poder indicar en la etiqueta del vino que es ecológico necesitas la certificación de Producción Ecológica de una empresa acreditada», aclara.

Vijiriego, el siguiente

En su intención de apostar por lo ecológico, Cepa Bosquet trabaja ya en un segundo vino de estas características: vijiriego. «Es un vino espumoso, de variedad autóctona de la Alpujarra que extinguió en la comarca con la filoxera y que logramos recuperar en Canarias», matiza al respecto. Los sarmientos que adquirieron entonces serán, «en unos meses», la segunda experiencia ecológica de una bodega que sabe adaptarse a los nuevos tiempos sin perder de vista sus raíces.