Ofrenda de la peña motera Los Palomos. / HCL

La Hermandad del Cristo de la Luz convoca por primera vez una ofrenda de nardos

Mañana se presenta en el Obispado de Almería el programa de culto en honor a la venerada imagen, que no saldrá en procesión

M. TORRES DALÍAS

La parroquia Santa María de Ambrox de Dalías abrirá sus puertas el 11 de septiembre para albergar una ofrenda floral de nardos. Es la primera que organiza la Hermandad del Cristo de la Luz, que presenta hoy en la capital el programa de culto organizado para este septiembre.

Según informa la hermandad en sus redes sociales, la ofrenda de nardos en honor al Cristo de la Luz está abierta a instituciones, empresas, colectivos y devotos en general. Se ha establecido un primer turno, de doce y media de la mañana a una y media del mediodía, para instituciones y un segundo turno de una y media a siete de la tarde. La junta directiva que preside Gabriel Lirola aprobó con unanimidad conceder a la residencia de mayores Profesor Gabriel Callejón el honor de depositar el primer ramo de nardos, «en reconocimiento a su difícil situación y ejemplar labor durante la pandemia». El encargado de inaugurar este simbólico acto será su director, Miguel Perea.

Preparativos

No obstante, Dalías ya huele a nardo y a jazmín. La peña motera Los Palomos, con motivo de su tercer aniversario, visitó el templo parroquial hace unos días para hacer entrega al Cristo de la Luz de una ofrenda floral. Asimismo, el goteo de peregrinos que llega hasta Dalías en busca de la 'luz' de su Cristo ya es constante. La hermandad organizó una reunión, a finales de agosto, para reunir a los voluntarios que atenderán al peregrino en el Punto de Acogida.

La Hermandad del Cristo de la Luz de Dalías, que este año ha cambiado de hermano mayor, presenta mañana en Almería el programa de culto. El acto está programado para las once de la mañana en el Auditorio Juan Pablo II de la Casa Sacerdotal de Almería. Gabriel Lirola sustituye a Candi Criado al frente de la hermandad. Un año más, la venerada imagen se queda en casa y no saldrá en procesión debido a la crisis sanitaria. Tampoco se llevará a cabo la tradicional 'bajada' del Cristo, escoltado por Bomberos del Poniente, en uno de los actos más emotivos de estas fiestas religiosas.

Sin embargo, sí se quemarán 2.000 kilos de pólvora en su honor. Los actos religiosos, como el septenario, se desarrollarán con 'normalidad', manteniendo el aforo del templo parroquial. Para ello, se ha contratado seguridad privada, que servirá para velar por el cumplimiento de las medidas sanitarias en la iglesia Santa María de Ambrox. Por su parte, el Ayuntamiento de Dalías y el Casino han preparado su programación de feria.