Paralizar la deuda municipal: objetivo en Dalías

Lirola aprueba sus primeros presupuestos sin votos en contra y con el foco puesto en los intereses demora que se arrastran desde hace años

M. T. DALÍAS

El alcalde de Dalías, Francisco Lirola, ha aprobado con relativa facilidad y sin ningún voto en contra los presupuestos municipales de 2022. Las cuentas superan los 7.300.000 euros. El regidor popular, que tomó las riendas del Ayuntamiento hace cinco meses y se enfrentará a las urnas en mayo, no oculta su preocupación por la deuda municipal y por los intereses demora que se arrastran desde hace años.

En concreto, Lirola hace alusión a una «antigua deuda judicial por la compra de un solar», que originalmente ascendía a un millón de euros y que ha multiplicado por tres su importe en la actualidad. «Nosotros no podemos mirar hacia otro lado ni continuar echando balones fuera, porque cada mes que pasa nos cuesta más dinero a todos y cada uno de los vecinos, pasando la deuda de un millón a más de tres millones por este motivo, por lo que tenemos que atajarla de inmediato para parar esa lacra económica que consume nuestro presupuesto, y poner los cimientos para destinar los recursos por y para los vecinos de Dalías y Celín», explicó tras la sesión plenaria celebrada el pasado jueves.

Paralizar la deuda es su principal prioridad, por tanto, pero no la única. A su juicio, se han confeccionado unas cuentas municipales «realistas» y «austeras». El presupuesto ordinario se ha reducido en 14.000 euros con respecto al ejercicio anterior y se han incluido inversiones en infraestructuras municipales y en materia de turismo. «La elaboración del presupuesto ha coincidido con los trabajos de elaboración de las cuentas generales de 2020, ya aprobada, y de 2021, aún en elaboración, que tampoco ha sido presentada por el anterior equipo de gobierno, lo que está suponiendo un enorme esfuerzo en las áreas de Secretaria-Intervención, Contabilidad y Hacienda para poner al día las cuentas municipales, a los que hemos ofrecido nuestra colaboración y apoyo», alegó para justificar la situación actual. Los presupuestos salieron adelante con los votos favorables de todos los grupos políticos, salvo IU, que se abstuvo.

Un «milagro»

Sanear las arcas municipales es uno de los objetivos que persigue Francisco Lirola, alcalde de Dalías, al frente del Ayuntamiento. Un objetivo, a priori, complejo, según confesó. «Ha sido un milagro conseguir regularizar los numerosos gastos del ejercicio anterior para poder incluir facturas de gastos del 2021 y 2022, quedando más de doscientos mil euros pendientes de aplicación para el 2023», declaró al respecto. Ajustar los números, a su juicio, permitirá mejorar los servicios que se prestan a los más de 4.000 vecinos que residen en el municipio.