Luz verde al proyecto que dará un «cambio radical» a la nacional que cruza Balanegra

El proyecto contempla crear un nuevo bulevar, una glorieta, carril bici y espacios verdes con juegos infantiles

M. TORRES BALANEGRA

El Gobierno de España ha aprobado provisionalmente el proyecto que transformará de forma «radical» el aspecto actual de la carretera nacional que atraviesa Balanegra. Con un presupuesto que supera los cinco millones de euros, se contempla construir un nuevo bulevar con una glorieta, carril bici, zonas verdes y con sombra, espacios de juego infantiles y limitadores de velocidad.

El objetivo es, según el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, «humanizar». Crear un espacio «más amigable» que concede prioridad al uso peatonal y ciclista en detrimento de tráfico rodado. Bajo esta premisa, el Gobierno diseñó un proyecto valorado en 5,3 millones de euros que «próximamente» se someterá a información público en el Boletín Oficial del Estado.

Detalles

La actuación, que afecta a la carretera N-340A entre los puntos kilométricos 398+350 al 399+800, incluye construir un nuevo bulevar con rutas ciclistas, zonas verdes, espacios diáfanos, zonas de sombra, elementos saludables y juegos infantiles. Asimismo, se habilitará una nueva glorieta de 30 metros de diámetro exterior que sustituirá a una glorieta partida «que genera confusión a los conductores», según reconocen desde el Ministerio. Además, se continuará el carril bici del paseo Nerea Camacho con un carril bici en el interior del bulevar a lo largo de la travesía. Por último, se reubicarán las dos paradas de autobús para integrarlas en el nuevo diseño. También se limitará la velocidad en los carriles para vehículos con señalización específica y otros elementos disuasorios como pasos de peatones sobreelevados. Se busca disminuir la velocidad de tránsito vehicular y, al mismo tiempo, reducir las emisiones de gases y la contaminación acústica.