Miguel Ángel Rodríguez gana la XIV edición de la Travesía a nado de Adra

Miguel Ángel Rodríguez gana la XIV edición de la Travesía a nado de Adra
  • Las fiestas de la Virgen del Carmen, en Adra, han contado además de con actos lúdicos y religiosos, con deporte.

Miguel Ángel Rodríguez Lorenzo ha sido el ganador absoluto de la XIV edición de la Travesía a nado Virgen del Carmen de Adra celebrada el lunes y organizada por la Hermandad de la Virgen del Carmen de Adra y por la concejalía de Deportes del Ayuntamiento abderitano. En esta edición han participado un total de 24 deportistas, que recorrieron una distancia de 750 metros, partiendo desde el espigón de Levante por el Puerto de Adra.

Todos los participantes partieron a la vez y recorrieron la misma distancia y a pesar de que el ganador competía en la categoría 'junior masculino', fue el ganador absoluto de la prueba.

En cuanto a las clasificaciones, en la categoría de master 35 Masculino (Mayores de 35 años), el ganador fue Lázaro Perálvarez Caler, seguido de Antonio Reyes Cebrián y Antonio Martín Fernández.

En el Master 35 Femenino, la primera fue María Guillén Aspilche y la segunda Remedios Espinosa Pérez. Los mejores senior masculino fueron Tomás Navarro Valverde, Sergio Parrón Gómez y Alfonso Fernández Olvera. Los juniors Miguel Ángel Rodríguez Lorenzo, Pablo Vázquez Calvo y Antonio Sánchez Lorenzo. Y en la categoría de junior femenino, en primer puesto quedó Triana Marfil González y en segundo María Benavides Milán.

La prueba se realizó en el marco de estas fiestas y el lunes, día festivo en Adra y cuando tuvo lugar el acto central: la procesión de la virgen del Carmen desde la iglesia hasta la lonja, en el puerto para su procesión marítima.

En la procesión, tras la misa cantada por el Coro Rociero 'Virgen de las Angustias', además de por decenas de personas y autoridades, la virgen estuvo acompañada por la Agrupación Musical Ortiz de Villajos y le cantó el Coro 'Primavera Rociera'.

A la salida de la iglesia un grupo de mujeres, que había realizado una promesa en favor de un familiar enfermo llevó el trono de la imagen. Como todos los años, la procesión hizo una emotiva parada frente a la Fuente del Mar y hubo una oración, flores y besos para los barcos y marineros desaparecidos en el mar. Después la imagen fue embarcada en el pesquero 'Rosalí y Cristian' y la noche terminó con fuegos artificiales.