Opinión

Clásicos populares (XIX): Juan Luis Riado

Juan Luis Riado con Salva Sevilla, dos deportistas de primera./FC
Juan Luis Riado con Salva Sevilla, dos deportistas de primera. / FC

Francisco Cuenca, colaborador de IDEAL ADRA&ALPUJARRA, escribe sobre el único abderitano que, hasta la fecha, ha jugado en la Primera División del fútbol español

FRANCISCO CUENCAADRA

Retomamos hoy en clásicos populares el mundo del deporte rindiendo homenaje al único abderitano que hasta la fecha ha jugado en la primera división del fútbol español. Se trata como muchos de sus paisanos sabemos de Juan Luis Riado López.

Si consultamos alguna de las muchas páginas que hay en Internet sobre fútbol, encontraremos que Riado (así era conocido como futbolista) nació en Adra el 24 de julio de 1956. En su biografía aparece que militó en clubs como Palencia, Mallorca, y Elche por citar los más importantes, pero en este artículo quiero resaltar el valor humano y diversas anécdotas que a buen seguro mucha gente desconoce.

Yo he tenido el placer de compartir dos ratos de fútbol con él, tanto en la inauguración del césped de Miramar contra los veteranos del Atlético de Madrid, como el año pasado en la feria de Adra cuando nos acompañó en un partido de veteranos del equipo de nuestro pueblo y donde jugó con el menisco roto pendiente de operación en contra de la opinión del médico y de su señora.

Juan Luis Riado, muchacho espigado y con gran velocidad llega a la capital de la provincia con 19 años en una época en la cual el equipo capitalino se mueve entre la tercera y la segunda división B. A los tres minutos de su debut contra el Sevilla Atlético obtiene su primer gol.

Riado aparece en el Palencia C. F. en la temporada 1979-80 y su entrenador queda maravillado por su velocidad. Esto no tendría mucha importancia si no se tratara del gran Paco Gento, uno de los futbolistas más rápidos de la historia del fútbol español. La mala suerte se ceba con Juan Luis y se lesiona de gravedad, fractura de tibia y peroné, y rotura de ligamentos del tobillo. Según me cuenta él mismo, perdió mucha velocidad, y aunque las fracturas quedaron muy bien, el tobillo nunca llegó a recuperarse del todo.

Riado vuelve a Mallorca donde antes había conocido a su mujer y le permiten jugar con el R. C. D. Mallorca en donde obtendrá sus mayores éxitos como futbolista. Durante varias temporadas defiende a los bermellones y consigue el ascenso a primera división en la temporada 1983-84. El equipo provenía de segunda B.

Le ofrecen firmar por el Sporting de Gijón tres temporadas que entonces era uno de los gallitos de primera. Contaba en sus filas con figuras como Quini, Ferrero, Maceda, etc. e iba a ser el encargado de sustituir a Manolo Mesa, jugador gaditano que se hacía mayor. Pero Juan Luis Riado es un hombre de palabra y había prometido al club balear que se quedaría tres años perdiendo bastante dinero. En la temporada 1984-85 Juan Luis se convierte en máximo goleador del equipo con 9 goles, siendo centrocampista, pero al final de temporada poco menos que le dan la patada en el club. El motivo no es otro que Juan Luis era el representante de la A: F: E: (Asociación de futbolistas españoles) en el Mallorca y en la primera jornada de la temporada el sindicato decide ir a la huelga y se suspenden los partidos. Riado es el encargado de decirle al presidente Miguel Contestí, que no van a jugar, a lo que el mandatario responde que se atenga a las consecuencias a final de temporada. Y efectivamente el directivo cumplió su palabra siendo la única vez que el máximo goleador de un equipo no es renovado o vendido.

En una de sus mejores temporadas el Mallorca elimina al Atlético de Madrid en la Copa del Rey. Ganan tanto en el Vicente Calderón como en el Luis Sitjar. Riado es autor de dos goles, uno en cada campo. Como anécdota me contó que el mismo Luis Aragonés, entonces entrenador rojiblanco cuando fue preguntado por Riado, contestó que lo hubiese cambiado por cualquier jugador suyo menos por Hugo Sánchez.

Y la historia parece que se repite. El Mallorca ha conseguido este año el ascenso a primera división, viniendo también de la segunda división B, y con la presencia de un jugador almeriense en sus filas, el virgitano Salva Sevilla. Riado fue a desearle suerte unas semanas antes de las eliminatorias de ascenso, y desde entonces Salva Sevilla anotó tres goles en cinco partidos, uno de ellos el decisivo contra el Deportivo de La Coruña. Antes solo había anotado un gol en 34 partidos. Este último equipo también estuvo interesado en Riado cuando marchó del Mallorca, pero por cercanía Juan Luis Riado firmó por el Elche C. F. Juan Luis Riado, centrocampista, de pundonor, con gran llegada, mucho gol, y gran remate de cabeza. Un abderitano grande y un gran abderitano.