Unión Agraria de Adra

Este sindicato se constituye por la Ley de 28 de enero de 1906, según consta en las fuentes consultadas

JOSÉ ALBARRACÍN ADRA

Con la llegada de la II República, la sociedad abderitana convulsiona su funcionamiento y surgen movimientos sociales durante el tiempo que está en vigor. Nacen en Adra más de una veintena de asociaciones y colectivos de distinta índole, y entre ellos por sus objetivos, por cantidad de asociados y por su repercusión en la vida de Adra nace el Sindicato Agrícola Unión Agraria Adra.

Este sindicato se constituye por la Ley de 28 de enero de 1906 y queda inscrito en el Ministerio de Agricultura en la Sección 6ª – Cámaras, Sindicatos y Asociaciones Agrícolas – Censo Estadístico de Sindicatos Agrícolas y Comunidades de Labradores. Se reconoce como sindicato agrícola el 12 de diciembre de 1931, con una masa social inicial de 392 socios y un capital efectivo de 613,00 ptas, cuyo objetivo principal era el fomento de la agricultura.

Lo forman principalmente propietarios, y eso es debido a que la propiedad agrícola en Adra está muy repartida, aquí no hay grandes terratenientes, salvo algunos casos, y con la llegada de los nuevos aires políticos, van a influir en los próximos años en las estructuras de la propiedad. Fue siempre un espejo de reivindicaciones y resolución de problemas, como la que se produce el 20 de junio de 1932 a través de un escrito del presidente del Sindicato Agrario protestando por las formas del Administrador de las Aguas en su relación los agricultores y su gobierno de los riegos, pidiendo que se estudie con profundidad y se busquen soluciones en la Comisión Municipal de la Vega.

Durante los próximos años de la República, siguió este sindicato siendo el colectivo mas participativo en relación con el desarrollo de la vega de Adra, aunque surgieron otros, pero de menor entidad y potencia social. En su intento de colaboración para solucionar problemas relacionados con el campo, el 25 de febrero de 1936 en un escrito del presidente del sindicato agrícola Unión Agraria de Adra, se ofrece la colaboración para apoyar el desarrollo de las obras programadas por el ayuntamiento, y se produce por el sentir de los socios en ese apoyo a los órganos municipales, y además sugiere mejoras en infraestructuras, en beneficio de la colectividad. El ayuntamiento agradece el ofrecimiento.

Con las elecciones de febrero de 1936, va a cambiar la representación política y su repercusión se hace notar rápidamente, y teniendo en cuenta la gran implantación de este sindicato, el ayuntamiento para darle mayor fuerza crea el Comité Agrícola del Frente Popular de Adra el 4 de abril de 1936, bajo la presidencia del Alcalde accidental Rogelio Vargas Manzano con asistencia del secretario accidental Manuel Sánchez Arabí más los citados previamente Francisco Vargas Fernández, Rafael Lidueña Rubio, Antonio Vargas Fernández y Diego Pérez Fernández, elegidos por el ayuntamiento y el Sindicato Agrícola «Unión Agraria de Adra» en unión conjunta de vecinos competentes en Agricultura, al objeto de constituir el Comité Agrícola Local del Frente Popular de esta ciudad, según dispone el nº 1 del Decreto del Ministerio de Agricultura de fecha 15 de septiembre anterior, modificado por otro de fecha 23 del mismo mes y publicadas en las Gacetas de Madrid de 16 y 23 del referido mes de septiembre, el cual queda constituido en la forma siguiente:

- Presidente: Rogelio Vargas Manzano, alcalde presidente accidental

- Miembros elegidos: Francisco Vargas Fernández, agricultor y vecino, Rafael Lidueña Rubio, agricultor y vecino, Antonio Vargas Fernández, agricultor y vecino y Diego Pérez Fernández, agricultor y vecino.

- Secretario: Manuel Sánchez Arabí, secretario accidental del ayuntamiento

Constituido el Comité Agrícola, se acuerda dar información al Excmo. Sr. Ministro de Agricultura y que con el mayor celo se proceda a dar cumplimiento en todas sus partes al referido Decreto.Se pone en marcha este órgano municipal, mayoritariamente compuesto por miembros del sindicato, pero la llegada de la contienda civil, frena la actividad, pasando dos años sin apenas trabajos y reuniones, y si se celebraba alguna, no se levantaban actas, pero con la llegada a la alcaldía de Francisco Enriquez el 16 de julio de 1938, se pone en marcha de nuevo con una composición de mayor peso todavía del sindicato Unión Agraria de Adra el 23 de agosto de 1938.

Prácticamente la actividad del Comité Agrícola era desarrollada por el sindicato agrícola, y tal era así, que a finales de agosto se produce un vacante y los miembros solicitan que sea un socio de Unión Agraria, quién la cubra recayendo en José Robles Díaz. Entre las peticiones que se producen en los siguientes meses por los miembros del sindicato están, pedir campañas para aumentar la producción con el doble objetivo de ampliar la actividad y tener productos para reducir la falta que se estaba produciendo.

Surgen discrepancias y a finales de octubre, se produce algunos cambios en los miembros, aumentándose con más fuerza la presencia de miembros del sindicato, como consecuencia de su amplia actividad. Entre sus iniciativas cabe destacar la petición de 4000 litros de aceite pesado para los motores de extracción de agua para riegos. Como empiezan a surgir problemas económicos y de mano de obra solicitan a las autoridades provinciales, en concreto a la Sección Agronómica el envío de cien hombres para intensificar la siembra y posteriormente otros cien para cultivo y recolección. Se reciben porque el ayuntamiento a iniciativa del sindicato aprueba diez pesetas diarias por individuo.

La Unión Agraria fue siempre el guardián de los intereses del campo, estando pendiente de los más pequeños detalles, como el que se produce a finales de noviembre de 1938, pidiendo al ayuntamiento el arreglo urgente de la fuente abrevadero de la Rambla del Zarzal, punto muy importante para la vida agrícola.

Según van transcurriendo los acontecimientos bélicos, los problemas aumentan y llega un momento en diciembre de 1938, que a través de la solicitud del sindicato se ruega al ayuntamiento que pida a la Intendencia Militar cedidos 5 caballos y 50 mulos para ayuda a los labradores más necesitados en la realización de sus labores, aunque con posterioridad por el buen servicio que prestan piden al Gobernador Civil aumentar el periodo de tiempo.

También surgen problemas por falta de hombres para la vega, ya que muchos habían sido llamados para ir al frente y el sindicato solicita 30 hombres del CRIM Nº 5 de Almería, para labores agrícolas, pidiendo que sean de Adra, por tener mayor conocimiento del tipo de trabajos agrícolas peculiares de nuestra localidad.

Todos los trabajos del Comité Agrícola, se siguen desarrollando, pero a partir del 29 de marzo de 1939, deja de existir, y por tanto deja de existir en Sindicato Agrícola Unión Agraria de Adra.

Fuentes: Ministerio de Agricultura – Censo Estadístico de Sindicatos Agrícolas. Archivo Histórico Provincial de Almería.

Temas

Adra