Crisis de gobierno en Dalías tras la marcha de la primer teniente de alcalde

La edil, que pasa al grupo mixto, critica la «mala gestión» de PSOE e IU al frente del Ayuntamiento y el alcalde considera «intolerable» su decisión

MARÍA TORRES DALÍAS

Segunda baja política en el gobierno de coalición que preside el Ayuntamiento de Dalías en la presente legislatura. La primera teniente de alcalde, Cristina Gómez, anuncia su retirada al grupo mixto. «Dalías necesita con un urgencia un cambio», esgrime para justificar su marcha. Abandona, además, sus responsabilidades como concejala de Turismo, Deportes, Juventud y Comercio. Una decisión unilateral «intolerable», según el alcalde socialista Francisco Giménez, que ve resquebrajada la mayoría absoluta que atesora con IU.

Sin entrar en detalles, la edil confiesa su malestar por la «mala gestión» que están llevando a cabo sus compañeros del equipo de gobierno que integran PSOE e IU. «No puedo seguir apoyando la gestión municipal», dice. Gómez apunta, además, que se marcha «orgullosa» por el trabajo realizado por su pueblo y se compromete a seguir haciéndolo «desde la oposición». «Soy consciente que se necesita con urgencia un cambio, un impulso que lleve a Dalías a recuperarse como lo que fue, el Balcón de la Alpujarra y unión con el Poniente Almeriense», matiza en un comunicado enviado a los medios de comunicación.

La noticia ha caido como un jarro de agua fría en el consistorio daliense, donde PSOE e IU gobiernan con seis concejales frente a una oposición formada por cuatro ediles del PP y un único representante de Cs. El alcalde llama «tránsfuga» a su aún primer teniente de alcalde, «contraria» a la línea de trabajo del resto de sus compañeros. A su juicio, los motivos que han forzado su marcha son otros: «El deseo de la concejal a ocupar el puesto de alcaldía o el cobro de un sueldo, manifestado por la propia edil en innumerables ocasiones y que ha motivado muchos momentos de tensión entre nuestro equipo, pues era inviable y lo sabía desde que juró el cargo». «No solo nos hemos sentido traicionados, también decepcionados porque la que fue nuestra compañera ha incumplido totalmente con los compromisos que tenía, dejando proyectos y actividades sin ninguna previsión a días de su puesta en marcha, vulnerando los principios básicos de trabajo a los que se comprometió», añade.

Si en los últimos meses el primer edil confiesa haberse planteado aparcar la política «por motivos personales», sus intenciones se disipan con la marcha al grupo mixto de su número 2. Giménez no oculta sus sospechas y alude a «posibles negociaciones de los partidos de la oposición de hacerse con la alcaldía por esta situación de nuestra ex compañera de llevarse su acta». Giménez lo tiene claro: «Es un claro caso de transfuguismo que no vamos a tolerar por la estabilidad institucional».

Convencido de que «estamos para servir, no para ser servidos», el alcalde de Dalías asumirá a partir de ahora la cartera de Comercio y Turismo. Las áreas de Deportes y Juventud pasan a ser responsabilidad del actual concejal de Agricultura, Salvador Páez.

Ajustada mayoría

Francisco Giménez renovó su cargo al frente del Ayuntamiento de Dalías en las elecciones de 2019. Con un resultado muy ajustado, PSOE e IU revalidaron su pacto de gobierno con cuatro concejales socialistas y dos de la coalición política. Tanto populares como socialistas perdieron votos con respecto al último escrutinio y entró en escena Ciudadanos con un concejal.

Pese a todo, la fuerza más votada fue el Partido Popular de Francisco Lirola, candidato popular a la alcaldía, por una diferencia de 75 votos con respecto al PSOE. El pacto entre PSOE e IU le impidió gobernar entonces. Sin embargo, con la marcha de Cristina Gómez al grupo mixto, la mayoría absoluta se debilita hasta poner en riesgo la gobernabilidad del Ayuntamiento de Dalías.